Reportaje

Hoteles gaditanos que apuestan por la alta cocina

Por Carmen Ibáñez Quignon,

Viajar, vivir una experiencia completa en el lugar de destino no puede obviar la gastronomía. Probar la comida tradicional es obligado, pero hay quien busca restaurantes de alta cocina, como quien viaja exclusivamente para visitar un museo o un monumento. Por eso, el fenómeno que une restaurantes de lujo y restaurantes con una cocina igual de prestigiosa, se sigue extendiendo.

El cocinero Alain Ducasse fue el pionero de esta corriente cuando en 1987 propuso al Hotel París de Montecarlo, ser el responsable del restaurante que alberga el Louis XV. Esta iniciativa hizo al restaurante merecedor de tres estrellas Michelin en menos de tres años desde su apertura. Desde entonces han sido muchos restauradores y hoteles, los que han incorporado una selecta opción gastronómica, no solo a sus clientes si no al público en general. Además, han sido numerosos los que han conseguido, como en el caso de Louis XV, ganarse el reconocimiento de la prestigiosa guía de viajes. En Andalucía tenemos el caso de Dani García, que oficia en Hotel Puente Romano de Marbella.

La última noticia al respecto toca de cerca a la provincia de Cádiz. Ángel León firmará la cocina de Glass Bar, el restaurante de hotel madrileño Urban, un alojamiento que destaca por su filosofía moderna y urbanita. El Chef del Mar, ya había estado involucrado en un proyecto similar de la mano del Hotel Mandarín Oriental, donde en 2014 abrió BistrEAU, un restaurante ya desaparecido.

La provincia de Cádiz se ha ido poniendo al día en este aspecto hace unos tres años, con la primera gran apuesta por los restaurantes gastronómicos del grupo Barceló en su hotel del Novo Sancti Petri en Chiclana. Es precisamente en esa importante zona hotelera donde encontramos los tres hoteles con restaurantes de alta cocina de la provincia de Cádiz: Atunante, Alevante y Cataria.

Atunante, amor por el atún

El hotel Royal Hideaway Sancti Petri acoge desde 2015 el restaurante Atunante, especializado en atún rojo, con Alexis García como jefe de cocia. El hotel de cinco estrellas envuelve el restaurante en un aura de lujo, pero siempre conservando un aire acogedor e informal que se traduce en los guiños que mezclan a personajes históricos u obras de arte con el atún. Prueba de ello es el mural en el que se ha reproducido el cuadro ‘Lección de anatomía del doctor Nicolaes Tulp’ de Rembrandt, donde se ha sustituído el cuerpo humano por un atún, a la vez que se indica el nombre de cada una de las partes. También utilizaron referencias al atún en las obras de Miguel de Cervantes durante la celebración del 400 aniversario de la muerte del escritor.

restaurante-atunante

Aunque su carta es variada, el atún es el rey. Cada parte tiene se trata con una elaboración diferente según sus características. Morrillo, parpatana, tarantelo… son referencias recurrentes en su carta. Además han creado los llamados ‘menús emocionales’, que consisten en menús degustación que van armonizados con una selección de vinos y de música.

Alevante o asomarse a la cocina de Ángel León

En octubre de 2015, LA VOZ adelantaba esta noticia, un año importante para el Chef del Mar, que en septiembre reabrió en el molino de mareas de El Caño. El hotel Meliá Sancti Petri sumaría a su oferta un restaurante asesorado por Ángel León, e inspirado en la cocina de Aponiente(*).

En marzo del año siguiente, el anuncio se materializaba. Alevante, con una capacidad para treinta comensales, sirve menús degustación inspirados en los grandes éxitos del restaurante portuense: plancton, royal de erizos o gazpacho de mar, son algunos de los platos de Gran Menú Alevante o el Menú Alevante selección, a precios más bajos que en El Puerto. Tienen la opción de maridaje, seleccionado por el sumiller Juan Ruiz Henestrosa, también miembro de la tripulación de Aponiente.

alevante

El restaurante ha conseguido en un año ser recomendado en la Guía Michelin y obtener su primer sol en la Guía Repsol, una buena trayectoria que podría ser el comienzo de nuevos reconocimientos.

Desnudando el pescado en Cataria

El último en abrir y en sorprender. El restaurante del hotel Iberostar Andalucía Playa en Chiclana se inauguró el año pasado ante la apuesta de la cadena hotelera por la alta gastronomía. Su referente era nada más y nada menos que Elkano de Getaria (Gipuzkoa), un restaurante familiar que en 2014 consiguió su primera estrella Michelín. La parrilla es el centro del restaurante, una filosofía que han conservado en Cataria. La forma de preparar el pescado es la del Norte, con un ligero toque que le permita conservar todo el sabor. Centrarse en los productos del entorno y conocerlos a fondo junto a sus productores, es la base de la cocina del restaurante chiclanero. Para ponerlo a punto contaron con el cocinero Pablo Vicari . Ahora dirige la cocina otros conocidos de Elkano, Carlos Hernández, mientras que la parrilla es cosa de Eduardo Pérez.cataria-edu

El restaurante funciona con carta, y un mimo especial al producto de mar y de temporada. Entre platos muy elaborados y creativos se encuentran los pescados ‘desnudos’ que preparan a la parrilla sin más aderezo que el aliño secreto que le da el toque justo de contraste.