Lista

Hoteles-Restaurantes para una escapada romántica en la provincia de Cádiz

Por C.I.,

Por ser San Valentín, se dice que febrero es el mes de amor. Hay muchas formas de celebrarlo y otras tantas de no celebrarlo. En cualquier caso, hacer una escapada a un hotel con restaurante donde probar los mejores productos de la provincia, es un plan a tener en cuenta en cualquier época del año. Si se va en pareja, con intenciones románticas, las opciones están claras: vistas, tranquilidad y gastronomía para deleitarse. Esta es una selección de hoteles con restaurantes ideales para una escapada romántica en la provincia de Cádiz.

Hacienda El Rosalejo (Villamartín)

Las escapadas a la Sierra son siempre románticas, más aún en una imponente hacienda como la de El Rosalejo, un edificio del siglo XVIII. Su ubicación privilegiada e historia la convierten en un lugar en el que se disfruta simplemente con estar. A una cuidada decoración se le une el restaurante El Jardín, que cuenta con dos soles en la Guía Repsol. Tienen dos menús degustación y una carta que ejecuta su jefe de cocina David García. Su bodega es otro de los motivos para visitar El Rosalejo. Para el alojamiento han adaptado varios espacios de la finca, con 20 habitaciones llenas de detalles rurales y comodidades. Está próximo a Prado del Rey, Villmartín y El Bosque.

david-garcia-el-rosalejo

El chef David García dirige la cocina del restaurante El Jardín de Hacienda El Rosalejo. | EL ROSALEJO

La Breña y Arohaz (Caños de Meca)

Cualquiera de los dos hoteles restaurantes de la zona, La Breña y Arohaz, son destino recomendado para unos días de relax en pareja. El entorno es uno de los motivos. Las playas de la zona son famosas en todo el mundo por su belleza. Disfrutarlas a todas las horas de el día es un lujo que nos podemos permitir, y complementarlo además con una gastronomía de calidad. La Breña está situado muy cerca de la playa, con una impresionantes vistas para contemplar el atardecer en el faro de Trafalgar. Sus siete habitaciones le dan un aire íntimo y exclusivo. En su restaurante, el joven cocinero barbateño Juan Viu, desarrolla una cocina tradicional con toques modernos y los valiosos productos de la zona. Preciosas vistas desde la terraza del restaurante. Arohaz sigue la misma filosofía, con seis habitaciones, y una cocina de producto fruto del trabajo del cocinero Rafael Flor.

terraza-brena

Vistas de la terraza del restaurante La Breña. | LA BREÑA

El Espejo Gastrobar y La Posada de Palacio (Sanlúcar)

En Sanlúcar hay mucho que ver y que comer. Para una ocasión especial en pareja, El Espejo resulta una opción diferente en un lugar lleno de encanto. En cualquiera de sus ambientes se puede disfrutar de una comida con identidad local, de temporada, que firma el cocinero José Luis Fernández Tallafigo. Como un día sabe a poco, compartiendo edificio del siglo XVIII, está La Posada de Palacio. Un alojamiento en el barrio alto de Sanlúcar donde hacer noche tras visitar la ciudad. Tienen 35 habitaciones, todas diferentes y con vistas a la calle.

El Espejo, Sanlúcar

El Patio de El Espejo es perfecto para veladas románticas con buen tiempo. | C.I.

Al Lago (Zahara de la Sierra)

Zahara de la Sierra es un lugar donde desconectar y disfrutar de unas espectaculares vistas. Si se visita con intenciones íntimas y gastronómicas, el hotel y restaurante Al Lago es el sitio. Su nombre se debe a la proximidad y vistas al lago artificial que baña la zona. Habitaciones totalmente equipadas, en un hotel muy valorado por parejas que se han alojado allí. A la hora de comer, el restaurante del mismo nombre, regentado por el cocinero norteamericano Stefan Crites, propone una cocina mediterránea reinterpretada con productos de la zona. La cocina de Al Lago se puede probar con un menú degustación de seis pases con opción de maridaje.

al-lago

Terraza con vistas al lago artificial de Zahara de la Sierra. | FACEBOOK

La Casa del Califa (Vejer)

Lugar elegido por muchos para pasar una velada romántica. La Casa del Califa tiene como reclamo una bonita decoración de estilo árabe, además de encontrarse en uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Cádiz. Todas sus habitaciones, desde las suites a las clásicas, resultan acogedoras. La experiencia se completa con el restaurante El Jardín del Califa. Se trata de un antiguo granero del siglo XVI convertido en restaurante con varios espacios. Las mesas se reparten por el jardín, la pérgola, el comedor interior y un rincón muy especial, el aljibe, un reservado con capacidad para seis comensales. Como no podía ser de otra forma, su especialidad es la cocina marroquí. Cous cous, tagines, cordero… Son alguno de sus platos, que siguen una filosofía ecológica y de kilómetro cero.

califa

El restaurante El Jardín del Califa se divide en varios ambientes para cualquier ocasión. | EL CALIFA

Hotel y restaurante Antonio (Zahara de los Atunes)

El binomio hotel-restaurante es un concepto que manejan desde hace años en este establecimiento de Zahara de los Atunes. De nuevo en la costa, encontramos un lugar en el que descansar y probar productos de primera como el atún rojo de almadraba, seña de identidad de Zahara. El restaurante Antonio abrirá su temporada el 16 de febrero. El año pasado reformó por completo el local, para convertirlo en un lugar moderno, hecho a la medida del entorno marinero y de una cocina con el mismo toque. En el hotel, su luminosas habitaciones se convierten en el lugar perfecto para hacer una parada y cargar pilas para volver a recorrer sus playas y las calles del pueblo marinero.

antonio-zaahra

El restaurante Antonio de Zahara se ha convertido en un lugar moderno y adaptado al entorno. | FACEBOOK