Actualidad

Los vinos de Jerez de González Byass triunfan en el concurso internacional Mundus Vini

Por LA VOZ,

El Duque, Apóstoles, Matusalem y Néctar PX han sido galardonados con la Medalla de Oro en Mundus Vini. Más de 6.000 muestras, procedentes de las principales regiones vitivinícolas del mundo, han participado en este certamen donde, por segundo año consecutivo, la personalidad de los vinos de Jerez de la Casa de Tío Pepe ha dejado su impronta.
El jurado del concurso, compuesto por reconocidos expertos del mundo vino, ha premiado la calidad y singularidad de los V.O.R.S Del Duque Amontillado, Apóstoles Palo Cortado y Matusalem Oloroso Dulce, tres joyas enológicas que reposan, durante más de 30 años, en las soleras de las bodegas González Byass de Jerez. Completa el palmarés Néctar, un Pedro Ximénez que envejece 9 años en botas de roble americano y que se erige como un vino de postre ideal.

Considerado como el concurso de vinos más importante de Alemania y uno de los más reconocidos de Europa, Mundus Vini cuenta con la participación de muestras de todo el mundo. Desde que se fundó en el año 2001, este certamen tiene como objetivo fomentar la calidad y promover la comercialización de los vinos que se presentan. Asimismo, se ha convertido en el escenario perfecto donde productores, viticultores, importadores y consumidores de Alemania pueden encontrar vinos de calidad.

Tío Pepe descubre los secretos del arte centenario de la tonelería

TIO PEPE & Tonelería VASYMA es la nueva #ExperienciaTíoPepe de González Byass que muestra la importancia de los trabajos en la tonelería jerezana, desde el secado del roble americano a la construcción final de la bota. Esta iniciativa pone en valor el viejo oficio del tonelero, muy arraigado en la comarca de Jerez y de gran trascendencia en la calidad futura de los vinos y brandies de esta tierra.

El viaje comienza explorando el camino que realiza el roble desde los bosques de Misuri, en los Estados Unidos, hasta que llega al secadero de la tonelería jerezana para iniciar la fase de secado al aire libre donde la madera perderá humedad, gradualmente, a lo largo de un año. En el interior de la tonelería se suceden las tareas de alzado, la batida de aros y el tostado, un proceso en el que la madera del interior de la vasija se someta a altísimas temperaturas. Realizadas por expertos toneleros, que han aprendido este arte de generación en generación, estas labores requieren exigencia y precisión en su ejecución ya que determinarán el carácter de las botas que contendrán los vinos de Jerez de González Byass, el Brandy Lepanto o los whiskies Nomad.

Concluido el trabajo en el taller tonelero, el proceso continúa en las bodegas González Byass en Jerez para observar cómo la noble madera de las botas interactúa con los vinos y brandies de la Casa de Tío Pepe. Esta delicada labor, que marca el devenir del vino de Jerez, se muestra reveladora con la cata de un Sobretabla de Oloroso, muy maderizado aún, o de Añadas con distintos años de vejez que reflejan el aporte lento y paulatino de la madera al vino.

La madera también es determinante en el carácter futuro de whiskies como Nomad, un Outland Whisky envejecido en botas que han contenido Pedro Ximénez, y de Lepanto, un Brandy Gran Reserva que basa gran parte de su carácter y sabor en las botas donde envejece. Con la cata de aguardientes y holandas en distintas fases se atestigua el papel que juega la madera y sus tostados en la crianza y envejecimiento del brandy.

Logo