Actualidad

Ángel León cocina experiencias en una singladura inédita en su nueva temporada

Por LA VOZ,

El restaurante del Chef del Mar suelta amarras y abre el telón a un nueva temporada en el Molino de Mareas El Caño, en El Puerto de Santa María, escenario donde medio ambiente y cultura, historia y vanguardia se dan la mano para hacer marca del alma de Cádiz y proyectarla al mundo en la sempiterna apuesta del chef por la búsqueda de la excelencia.

Aponiente cumple diez años y, coincidiendo con este hito, Ángel León ha decidido cocinar la experiencia del cliente dentro de su restaurante y también fuera de sus imponentes paredes. El Chef del Mar se pone como nunca antes en la piel de su huésped para dar sentido a lo que espera cuando llega a este enclave y sobre todo, para que lo disfrute.

Con idea de mejorar la experiencia del cliente se incorporan nuevas figuras como el detallista y una bióloga marina, y para ello también se ha invertido durante los meses de cierre en mejorar la bienvenida a los clientes. Dos acogedores espacios acristalados reciben al comensal haciéndolo sentir como en casa, y en ellos comienza la inmersión, degustando pequeños bocados marinos.

Una vez termina este aperitivo, los hostess dirigen al cliente al interior del Molino de Mareas atravesando cuatro olivos centenarios, un guiño a la cultura mediterránea y a la investigación que Aponiente desarrolla con Castillo de Canena para obtener aceites de origen marino. Ya en el interior, y tras recorrer el espacio expositivo y la Sacristía, dedicada a los vinos de Jerez, el cliente se detiene en uno de los ojos de buey con vistas al Caño de la Madre Vieja del río Guadalete. Es entonces cuando, de la mano de Ana, la bióloga marina, descubrimos el hábitat que da sentido a cada bocado desde un entorno que se come.

La cocina de Aponiente, aun siendo fiel a su seña de identidad homenajeando sus éxitos gastronómicos de toda una década, apuesta más que nunca esta temporada por productos de excelencia, reinterpretando su versión más clásica de la cocina marinera del s. XXI con fondos académicos. El cliente podrá escoger entre dos menús; Mar de Fondo compuesto por 19 bocados salados y 3 dulces, y Mar en Calma con 16 bocados salados y 2 dulces. El director de Sala y Sumiller, Juan Ruiz-Henestrosa junto con su equipo, ofrecerán al cliente diferentes opciones de maridaje donde seguirán estando presentes los vinos generosos pero sumando referencias internacionales que hacen importantes guiños a los vinos de la tierra teniendo el mar como hilo conductor. Además, el cliente que así lo escoja, podrá vivir la experiencia de tragar luz de mar natural en un tú a tú con Ángel León; el proyecto de investigación que, tras cinco años «cocinándose» en su departamento de Investigación y Desarrollo, por fin se muestra a los comensales.

Otra de las apuestas de esta temporada es la nueva terraza, un mirador privilegiado donde el cliente podrá culminar la experiencia con un café o una copa disfrutando del entorno único de la antigua Salina San José, un espacio dentro del Parque Natural Bahía de Cádiz, recuperado para solaz y recreo de todo los portuenses.