Reportaje

4OjosWines, la pequeña bodega portuense escogida por Ángel León

Por Carmen Ibáñez Quignon,

Cuatro ojos ven más que dos, pero en esta pequeña bodega portuense son seis para ver, paladear y oler. Olga Sánchez, Lucía Fuentes y Desirée Rodríguez son las tres emprendedoras tras 4OjosWines, un proyecto nacido hace dos años de su pasión común por el vino. Coincidieron cursando el Grado de Viticultura y, como salida laboral, decidieron tomar el camino más arriesgado, el sueño de muchos, llevado a la realidad por no tantos: elaborar sus propios vinos. Y así, en una nave de 90 metros cuadrados en el vivero de empresas del polígono Las Salinas, van dando forma a sus cuatro marcas, siempre con un punto de innovación con respecto a lo que hay en el mercado. Con el valor añadido de estar todo hecho artesanalmente por ellas, parte de la vendimia incluida, en la preparación de las 5.000 botellas de producción total por cada temporada.

botellas-4ojoswines

Tres vinos blancos y un tinto forman el catálogo de 4OjosWines. Se le suma otro más que se estrenará en la nueva temporada de Aponiente. | G.C.

‘Contratiempo’ fue el primero, un vino seco hecho con uva moscatel, siendo pioneras en romper con la costumbre de hacer vinos dulces con esta variedad. Con uvas de viña La Blanquita en el Pago de Balbaina (El Puerto), y no pocas dificultades consiguieron conquistar en una cata a ciegas al mismísimo Ángel León y el equipo de sumillería de Aponiente, donde Lucía trabaja en sala. De hecho, para la próxima temporada de Aponiente han elaborado un vino especial que sólo se servirá en el restaurante de tres estrellas Michelin. Algo de lo que hasta hora sólo podía presumir la bodega Lustau con el fino en rama y el amontillado Yodo. Los detalles son secretos hasta la reapertura del molino de mareas de El Caño el 8 de marzo.

Todos los nombres de los vinos de 4OjosWines tiene su por qué: “Además de ir contra los tiempos, siempre nos ha surgido algún problema durante la elaboración”. Ya es parte del carácter de ‘Contratiempo’, que consigue superar las dificultades y posicionarse en los mejores restaurantes. ‘Molinero’ es otro de sus blancos, también un vino seco de moscatel con crianza sobre lías, que debe su nombre a la profesora del IES Santo Domingo, Araceli Molinero. Tres meses bajo velo de flor son los responsables de otro blanco, ‘Desvelado’. A estas tres referencias se une ‘A Pulso’, su primer vino tinto elaborado con la variedad syrah, de Parrilla Alta en San José del Valle. De nuevo vuelven a marcar la diferencia, a “encontrar el hueco”, como ellas mismas dicen, sacando al mercado el primer vino con maceración carbónica de la provincia de Cádiz, aunque han conseguido que los matices en boca tengan más cuerpo que los que habitualmente se realizan bajo esta técnica.

4ojoswines

Olga Sánchez, Lucía Fuentes y Desirée Rodríguez forman 4OjosWines. | G.C.

En mente, muchos proyectos. “Esto es un vicio”, cuentan. Entre ellos, hacer algo con tintilla de Rota (lugar de nacimiento de Lucía) e incluso vinos generosos, aunque antes les queda mucho camino por recorrer hasta agotar todas las posibilidades de los vinos tranquilos. Además de la buena acogida de los restaurantes, reciben gran apoyo de compañeros como Juan Ruiz Henestrosa, Ramiro Ibañez o la bodega portuense Forlong. Ser tres mujeres en un mundo tradicionalmente de hombres no ha supuesto una barrera, aunque es una circunstancia que le sigue resultando peculiar a algunas personas.

Los frutos del duro trabajo de la bodega van dando cada vez más satisfacciones a las tres gaditanas. Ahora quieren acercarse más al cliente, que las conozcan y sepan la historia detrás de cada uno de sus vinos y los que estén por llegar.