Actualidad

El Pelícano y el grupo Arsenio Manila se fusionan en un nuevo chiringuito gastromusical

Por José Landi,

El verano aportará una llamativa novedad al panorama hotelero en la capital gaditana con la fusión de dos exitosos modelos de negocio en uno, ubicado además en un enclave playero privilegiado. Los promotores de uno de los pocos locales con numeroso público fiel en Cádiz, El Pelícano, y Raúl Cueto, responsable del grupo de restaurantes que encabezan Arsenio Manila y Bebo los Vientos, se han aliado para abrir un nuevo espacio que fundirá las especialidades de ambas partes: la música en directo y la gastronomía triunfante.

Así lo ha confirmado uno de los tres socios que se muestra ilusionado con un proyecto “que puede aportar una magnífica oferta al verano en Cádiz”. Este nuevo chiringuito ocupará el espacio del que hasta ahora se denominaba Pez Frito, en la playa de Cortadura. Esta ubicación aporta la ventaja de carecer de vecindario alrededor, por lo que el inconveniente de que la música o el ambiente festivo provoquen molestias a los residentes de la zona está descartado, al menos, muy atenuado. Los más cercanos están casi a 500 metros. Se llamará El Salao y los promotores prevén que inicie su actividad el próximo 16 de junio.

La programación musical (y de otras propuestas culturales) se promete lujosa con el celebrado precedente de El Pelícano, un local por el que han pasado grupos, solistas, magos, poetas y comediantes, convocatorias y citas de los más aplaudidos en Cádiz en los últimos años, entre ellos, grandes nombres del escenario español y la música independiente de todo el país. La presencia al frente del negocio de Rafael Hermida y Omar Osuna conlleva las mejores expectativas.

El apartado gastronómico tendrá un peso similar y para garantizar la excelencia, el proyecto cuenta con Luis Alberto Ramírez al frente de un amplio equipo de cocina. Este chef colombiano formado en la Escuela de Hostelería de Cádiz que lleva años afincado en Madrid, primero, y en la capital gaditana ha pasado con notable repercusión en la clientela por las cocinas de Rayuela (local ya desaparecido en la calle Sopranis) y Mau Mau, restaurante de inspiración japonesa ubicado en la zona superior de La Plaza de El Corte Inglés de Cádiz. El chef está especializado en la fusión entre sabores suramericanos, asiáticos y gaditanos, con el producto de la zona como protagonista de su mestizaje de sabores.
El local tendrá un horario muy amplio y ofrecerá servicio desde el aperitivo hasta la madrugada, con almuerzos y cenas que dejarán el espacio necesario para las actuaciones en directo.