Actualidad

El maestro guarda la coctelera

Por LA VOZ,

La hostelería gaditana despidió el pasado 26 de noviembre a una de sus mayores glorias. Miguel Montañés fue campeón de España de coctelería en los años 80 y estaba considerado uno de los mayores especialistas de Andalucía en este arte menor. Tras regentar otros locales como Mazarino, en la Alameda Apodaca de Cádiz durante los primeros 90, ha pasado sus últimos años al frente de una pequeña taberna en la calle Velázquez de La Laguna.
Ahora, tras una larga trayectoria profesional, le ha llegado el momento de la jubilación y sus amigos, discípulos y admiradores le ofrecieron un acto de reconocimiento en su propio local. No faltaron las bromas ni los recordatorios a su condición de autor del mejor dry martini en muchas millas a la Miguéredonda. Asociaciones como el colectivo de Mandos Intermedios de Hostelería acudieron a la cita y le entregaron recuerdos en reconocimiento a «toda  una vida dedicada a la coctelería y la hostelería». Otras como la Provincial de Barmen de Cádiz y la de Andalucía Occidental o la patronal hostelera gaditana, Horeca, también se hicieron presentes en esta despedida laboral convertida en homenaje a un símbolo del oficio gaditano de los últimos 30 años.
Con su paso a la situación de reserva activa, una disciplina como la coctelería pierde a uno de sus máximos exponentes y se arriesga a caer en el olvido. En los últimos años, y en ciudades muy pobladas, ha quedado como una anécdota para eventos ocasionales o recreaciones de otras épocas, cuando hasta el último cuarto del pasado siglo era un sector por sí mismo que ocupaba un lugar de honor en la hostelería y la noche de muchas localidades.