Lista

Siete finales dulces que no olvidarás

Por Carmen Ibáñez Quignon,

No hay mejor forma de terminar una buena comida que con un postre. Pero no vale uno cualquiera, debe de corresponderse con lo que hemos degustado antes, no dejarnos excesivamente llenos, y aportar el toque dulce del final. En algunos restaurantes optan por lo tradicional, otros por los clásicos renovados, la experimentación, o directamente por crear desde cero. Lo importante, como en todo, es que esté bien hecho, pero si además dejan que vuelve nuestra imaginación y el paladar, estamos ante el postre perfecto. Dedicado a los gurmets más colosos, aquí tenéis una lista de los postres imprescindibles de la capital gaditana.

explosion-de-chocolate-aplomo

Explosión de chocolate de A Plomo

Si todas las explosiones fueran iguales, se acabarían muchos problemas de este mundo. El nombre ya da una pista a los chocolateros, de que va a ser algo memorable. El aspecto, con una presentación espectacular, te deja en la duda de si realmente estará relleno de chocolate.Los adictos a este dulce sabemos que las expectativas son peligrosas. Pero por suerte, no defrauda: el interior es una suave crema de chocolate con tu toque de fruta de la pasión, que combina perfectamente con el sabor potente de la cobertura. La explosión no se queda ahí, el ‘crumble’ de galleta que lo acompaña tiene peta zeta, así que, misión cumplida.

 

 

tarta-alaska-codigodebarra

Pastel Alaska de Código de Barra

Tiene una presentación muy sencilla pero preciosa. Unas montaña de merengue tostado cubren un helado de curry, con una receta de Leon Griffioen que elaboran en una heladería especialmente para este plato. Los sabores de cacahuete, fruta y especias, sustituyen a los que estamos acostumbrados en los postres. Es uno de los más originales que se pueden probar en la capital gaditana.

tarta-zanahoria-mauro

Tarta de zanahoria de La Curiosidad de Mauro Barreiro

La llaman ‘Nuestra tarta de zanahoria”, y así a simple vista engaña mucho. La gruesa porción de bizcocho es sustituida por espuma y helado. Al probarlo saboreamos la clásica tarta de zanahoria con toques exóticos de coco y especias. Este es uno de los postres de la barra de La Curiosidad, que bien merecen mesa y mantel. Los golosos también deben estar muy atentos a ‘Kinder Malo’, una milhoja de chocolate que también sorprende.

 

 

espuma-el-chato

Esponja helada de chocolate sobre bizcocho capuchina y sopa de chocolate blanco de El Chato

Este original postre merece una nueva mención del Ventorrillo El Chato. Juega con lo que nuestro paladar espera al ver la esponja. Por su textura esperamos que sea consistente, como un bizcocho, pero no. Al probarla comprobamos que es un helado que se derrite en el paladar. Va acompañado de un bizcocho que sí se comporta como tal, una sopa de chocolate blanco y un toque de fresa.

brownie-chocolate-sonambulo

Brownie de chocolate de Sonámbulo

Es un clásico de la cocina americana que llegó a las cartas de muchos restaurantes para quedarse. En algunos sitios lo preparan con más o menos acierto, pero si hay que escoger uno, el de Sonámbulo es nuestro elegido. Lo tiene todo: bizcocho con relleno jugoso, corteza crujiente, y servido caliente. Luego lo coronan con el helado que le da ese contraste tan especial, y chocolate derretido de verdad. Que no usen es sirope que está tan

extendido, es algo que agradecemos profundamente los chocolateros.

canutillo-el-chato

Canutillo de chocolate de Ventorrillo El Chato

Aquí además del sabor, puede la nostalgia. Es un postre que también servían en El Faro, y a muchos, como a mí, nos recuerda a nuestra infancia. Es un festín de chocolate, avellana y cremosidad. El canutillo de la un toque crujiente, y dan ganas de comerlo con las manos, sin protocolos ni miramientos.El Compartió momentos de gloria en El Faro, con los profiteroles de chocolate y menta.

helado-tempura-tataki

Helado en tempura de Tataki

Cuando llega a la mesa todos se preguntan cómo lo hacen para que el helado no se derrita. Aunque la técnica no tenga nada de sobrenatural, hacer conjeturas disparatadas es una buena forma de ir degustando este postre. Es una bola de helado recubierta de bizcocho y tempura. El exterior está crujiente y caliente, y dentro encontramos el helado, cuyo sabor podemos elegir.