Entrevista

Emilio Fernández Vela: «Cuanto más tengo que esforzarme, más me gusta la cocina»

Por Carmen Ibáñez Quignon,

Muchos alumnos llegan a las escuelas de hostelería buscando una profesión con salidas laborales, pero ese no es el caso de el chiclanero Emilio Fernández Vela, uno de los cuatro estudiantes gaditanos que participa en los V Premios Promesas de la Alta Cocina que convoca Le Cordon Bleu Madrid. A sus 20 años, tiene claro a qué se quiere dedicar, por eso ingresó en la Escuela de Hostelería y Turismo Fernando Quiñones, donde actualmente cursa el segundo y último año de Dirección de Cocina. Ahora espera el resultado de las votaciones del concurso de cocina que se desarrollan en internet, donde los usuarios pueden ver y votar los vídeos de las elaboraciones de los platos participantes. El 2 de marzo se conocerán los resultados, aunque también contará la votación del jurado de la escuela madrileña.  La original propuesta de Emilio ‘Anatomía del conejo con distintos matices’, ha recibido hasta el momento 245 votos a través dela aplicación del concurso en Facebook.

– ¿Qué hizo que te decidieras a participar en el concurso de Promesas de la Alta Cocina?

– Tenía ilusión por ponerme a prueba y comprobar lo que había aprendido. El año pasado también quise participar, pero estaba en primer curso y los de segundo tienen preferencia.

cordon bleu

Anatomía del conejo con distintos matices’, plato con el que Emilio Fernández Vela participa en V Premio Promesas de la Alta Cocina de Le Cordon Bleu Madrid.

– ¿Cómo ha sido el proceso de diseño del plato con el que participas?

– Nos enviaron los ingredientes antes de las vacaciones de Navidad y llegué a la Escuela con la idea de lo que quería hacer, aunque he recibido consejos de compañeros y profesores. He trabajado en mi propuesta un mes. Con el de nombre de ‘anatomía del conejo con distintos matices’ he intentado resumir todo los procesos del plato. Aunque el conejo, el ingrediente propuesto por el concurso ha sido algo controvertido, he descubierto muchas cosas trabajándolo durante este tiempo.

– ¿En qué consiste ‘anatomía del conejo con distintos matices?

– Me he inspirado en los productos que conozco y locales. Lleva un marinado preparado con vinos y vinagres de la zona y también influencias japonesas y coreanas. También he utilizado tagarninas y alcauciles. Con esos ingredientes he cocinado las partes que pedían en el concurso: lomo, carré, riño y pata trasera.

destacado_Emilio.jpg_541957993

-¿Por qué quieres ser cocinero?

Empecé estudiando ingeniería, pero vi que no era feliz. Desde siempre me ha apasionado la cocina, porque mi tío es valenciano y hacíamos paellas juntos. Trabajar haciendo lo que te gusta te da libertad y alegría, aunque es un oficio sacrificado. Este verano trabajé en La Curiosidad de Mauro Barreiro y al principio tenía miedo a no adaptarme, pero descubrí que cuanto más tenía que esforzarme, más me gustaba. Llegas con una idea de lo que es este trabajo pero sales con otra. Aprendí mucho.

– ¿Cuáles son tus planes de futuro?

Cuanto termine el curso, durante el verano, quiero hacer prácticas en un hotel en Chiclana y después, en enero quisiera trabajar durante un año con Martin Berasategui. Y si gano el concurso, utilizar el premio de la beca y conocer allí gente a la que le gusta lo mismo que a mi, la cocina.