Comer en Japón sin salir de Cádiz

Antes de Tataki, estaban Sakura, Gadisushi y Mau Mau. Es posible incluso que algún restaurante chino de la ciudad jugara a ser japonés, pero sin duda, estamos ante la auténtica apuesta de comunidad nipona en Cádiz. Buscar la autenticidad en la comida asiática por estas tierras no es fácil, pero este joven equipo ha conseguido acercar al gran público al sushi. Ese plato tan de moda que algunos ven tan solo como pescado crudo, algo que jamás comerían. Por suerte esa barrera se va rompiendo gracias a locales como éste y el buen hacer del personal de cocina y de sala.

La andadura de Tataki comenzó en 2013 con un local en La Barrosa, y tan sólo un año más tarde abrieron en Cádiz, dada la gran aceptación que tuvieron en Chiclana. La carta no tiene nada que envidiar a la de cualquier restaurante de Madrid, por irnos lejos y marcar una referencia de peso. El local es fresco, moderno y no quiere aparentar formalmente la austeridad de una taberna japonesa o la sobriedad estética que es fácil encontrar en restaurantes de este tipo de comidas. Tataki está situado en Muñoz Arenillas y ha jugado estéticamente con esa imagen joven que ofrecían la mayoría de locales de la calle. El servicio es rápido y muy atento.

En la carta gana por la mano a cualquier otra oferta de la ciudad. Al margen de los maki, nigiri, sashimi habituales, encontramos unas excelentes gyozas, que sirven tanto hervidas como fritas, según el gusto del cliente. Los combinados tradicionales de estos productos merecen la pena. El tamaño de las piezas, el trato del género y el sabor están a la altura. El tartar no decepciona en ninguna de sus variantes y apetece aventurarse en las carnes, que se presentan acompañadas por salsas con toques picantes o dulces. Y la oferta de la carta sigue, con los noodles y las fórmulas originales de jugar con la presentación de las piezas. Los ebi panko con la envoltura de una fiel de aguacate con arroz y langostino son exquisitos. Y siempre se puede acabar la fiesta con un helado tempurizado, frío y caliente a la vez, crujiente y delicioso para los sentidos.

Además, tienen vinos recomendados cada semana con los que acompañar todas sus propuestas.

Helado en tempura de Tataki Club Cádiz

Lo mejor que se puede decir de un restaurante es que te vas sabiendo que quieres volver o  recordando que el restaurante puede ir a ti porque dispone de pedido a domicilio.