Salicornia

Cocina elegante para paladares con experiencia

Por Maria von Loch

Nombre Salicornia
Dirección Calle Plocia, 2. Cádiz ()
Horario De martes a sábado de 13:30 a 16:30 horas y de 20:30 a 23:30 horas. Domingo solo horario de mañana.
Teléfono 856661403
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza No

Opinar sobre qué te ha parecido un restaurante, y sobre todo un restaurante que te ha gustado, es buscar sinónimos y palabras grandes que signifique lo mismo que «¡qué bueno!». Si se puede sacar algo positivo de los vicios, o por utilizar un eufemismo, de las aficiones, es que uno aprende a diferenciar. En el caso del comer se afinan los sentidos, y lo que antes olía simplemente a puchero ahora huele a una infusión con hueso de jamón, garbanzos, puerro y todo lo demás. Apreciar los matices y los detalles es consecuencia de la práctica.

Salicornia

Y practicando llegué a Salicornia Bar, un establecimiento que lleva unos meses en marcha en la gaditana calle Plocia, sede de bares, tasquitas, restaurantes e incluso una peluquería-barbería que iba para Nueva York pero que seducida por el buen tiempo y la tranquilidad de Cádiz, allí se quedó. Esa sensación de estar en sitios que no se corresponde con el lugar del mapa en el que nos encontramos es en principio contradictoria, pero habla muy bien de los empresarios que han decidido reinventarse y traer la modernidad a nuestra tierra, anclados siempre en la tradición. Bien por ellos. Algo así pasa con Salicornia. La experiencia allí es difícil de describir: es cuestión de sensaciones.

gua-bao-pato

El local es muy, muy bonito, acogedor, con esa luz tenue que atrae a las parejitas y ese estilo industrial renovado tan de moda que te hace pensar que cualquier sitio se puede convertir en un refugio con algo de gusto y pequeños detalles. Es un restaurante pensado para estar y quedarse, comer con tranquilidad y no fijarse en precios ni horas. La carta es muy breve, aunque la complementan con no pocas sugerencias del día. Su cocina tiene un fuerte acento asiático que pone su propietario y cocinero Juan Höhr, especializado en esta gastronomía. Todo lo que ofrece Salicornia, está basado en el producto, y más concretamente en el buen producto. Las elaboraciones son sencillas, medidas, y por encima de todo, su cocina es elegante; no hay otra palabra que lo describa mejor. Desde la ensalada de wakame, pepino y langostinos, que estoy segura convencería hasta al gurmé japonés más purista, hasta gyozas de pollo con un delicioso sabor a pollo y a ajo de verdad. Qué obvio y qué extraordinario al mismo tiempo. Igual ocurre con el guiso chana masala, con garbanzos, picante y un tomate que bien vale una telera. Ojo a sus carnes de diferente origen y muy especialmente, aunque esto es una cuestión de gustos individuales, al gua bao de pato crujiente. El personal es joven y atento. Controlan muy bien el tema de reservas por lo que, aunque es difícil conseguir sitio con poca antelación, se respira mucha tranquilidad en el local. Vinos, cervezas y postres, no desmerecen. De estos últimos sólo tienen tres, y por desgracia, sólo he probado la tarta comadre (deliciosa), típica de Écija, lugar al que están vinculados varios miembros del equipo de Salicornia. Pido disculpas por no haber sido más curiosa y haberlos catado todos. Prometo volver con mayor diligencia, repetir el gua bao y analizar otros platos de la carta. Todo sea por la práctica.

Salicornia