Actualidad

El silencioso ascenso de Alevante

Por C.I.,

Ha entrado de forma sigilosa en una de las listas más codiciadas de la gastronomía. Alevante nació como un eco de la cocina de Ángel León en el Hotel Meliá Sancti Petri Gran Lujo de Chiclana, siguiendo la estrategia creciente de acercar los nombres más destacados de la alta gastronomía a los alojamientos turísticos. Ángel León ya había probado suerte en 2014 con BitrEau en el Hotel Mandarín de Barcelona, en un espacio que ahora ocupa Blanc de Carme Ruscadella. Luego llegaría el Glass Mar, en el Hotel Urban de Madrid, inaugurado recientemente.

En octubre de 2015, LA VOZ daba la primicia de la próxima apertura de Alevante en Chiclana durante un año, uno de muchos, lleno de proyectos: la apertura de Aponiente en el molino de mareas El Caño, la futura taberna en Puerto Escondido. El 1 de marzo de 2016 abría sus puertas Alevante sin fiestas, pero con mucha expectación. También hay que decirlo, con el recelo generalizado que genera entre los vecinos la gastronomía hotelera por pensarse echa para turistas. Hoy se ha convertido en parte del circuito hotelero del Novo Sancti Petri dedicado la gastronomía de calidad con los restaurantes Atuante (Hotel Hideaway Sancti Petri de Barceló) y Cataria (Hotel Iberostar Andalucía Playa).

alevante-angel-leon-restaurante-f3a68

La sala de Alevante recuerda la primera versión de su casa madre portuense. | ALEVANTE

Al frente de la cocina firmada por Ángel León, Juan Domingo Sánchez acompañado de Alan Iglesias. En su carta se recogen los grandes éxitos del Chef del Mar en las pasadas temporadas de Aponiente. Berlinas de choco, sopa de jerez, royal de erizos, o el particular ‘matrimonio’ de Aponiente, han sido algunos de los platos que han podido degustar los comensales de Alevante. Todo preparado con “productos frescos del mar de proximidad, bajo el principio de ‘kilómetro cero’, como señala el propio hotel.

La decoración es otra oda al mar y a los principios de Aponiente, con un interiorismo de Chris & Christel (Estuco Marbella) y Javier Ayarza, el escultor y colaborador de Ángel León también en el molino de mareas.  Alevante funciona en servicio cenas y tiene una capacidad de treinta comensales. Ofrecen un gran menú degustación de 17 platos y otro de 11 platos, además, más de 150 referencias de Vinos de la Tierra de Cádiz seleccionados por el sumiller Juan Ruiz Henestrosa.

28cMeliaSanctiPetri-AngelLeon_AlevanteRestaurant_0

Ángel León junto al jefe de cocina de Alevante, Juan Domingo Sánchez | G.C.

Según la Guía Michelin, Alevante se ha convertido en merecedor de su primera estrella, y ser el segundo restaurante gaditano que alcanza esta distinción, por “una inequívoca personalidad”, al margen de ser la “filial” de Aponiente. De hecho, poco después de su apertura, entró por la puerta grande tanto en la guía roja como restaurante recomendado, y en la Guía Repsol con la calificación de un sol, que mantiene intacto en la última edición puesta a la venta hace una semana.

Con la estrella no sólo se refuerza aún más si cabe el nombre de Ángel León, también la de una localidad, Chiclana, que ahora se convertirá en destino gastronómico además de por su oferta de sol y playa. El ayuntamiento de la localidad, representado por su alcalde José María Román y la delegada municipal de Turismo, Ana González, se felicitaban por el logro junto al nuevo director del hotel Meliá Sancti Petri, Daniel Pérez, (que coge el testigo de Alberto Lalinde) en una comparecencia ante los medios:  “Nos hemos vuelto a subir el listón con esta estrella Michelin, pero es para seguir trabajando por mejorar aún más”, declaraba Román. Es lo que toca ahora, la gran responsabilidad de ponerse a la altura de cuatro estrellas Michelin, y mirar un poco de cerca a otras ciudades colocadas en el mapa del turismo por su excelente gastronomía.

ayto-chiclana-michelin

El nuevo director del Hotel Meliá Sancti Petri, Daniel Pérez; el Alcalde de Chiclana José María Román y la Delegada Municipal de Turismo, Ana González. | G.C.