Actualidad

San Fernando contará con un nuevo restaurante regentado por Antonio Caramé

Por Carmen Ibáñez Quignon,

Por fin, Antonio Caramé hace realidad un sueño, uno que comparten muchos de sus colegas de profesión: abrir su propio restaurante. Lo hará previsiblemente a finales de noviembre, sumándose a una larga lista de aperturas que llegarán el en último tramo de 2017 y comienzos del próximo año. Tras un tiempo madurando la idea y buscando un local adecuado, Caramé ha recalado en San Fernando, concretamente en la calle General García de la Herrán 6, a escasos metros de la calle Real y muy cerca del mercado central. Uno de los motivos de escoger la localidad isleña es la gran vida que tiene la calle, y también a nivel empresarial, ya que próximamente Javier González abrirá una abacería y otro conocido cocinero gaditano está haciendo gestiones por la zona para instalar un nuevo restaurante. Bajo el nombre ‘Caramelo’, no sólo pretende hacer un juego de palabras con su apellido, también evocar una sensación y apelar a la memoria de los sabores: “Un caramelo puede tener el envoltorio que quieras, pero lo que se busca es ese sabor de siempre”.

En estos momentos se encuentran remodelando el establecimiento, que contará con terraza en la calle. Dentro, una sala dividida en dos partes por medio de un pasillo, con una capacidad aproximada de 40 comensales. Entre esas paredes, Caramé pondrá en marcha un concepto de cocina que lleva defendiendo siempre, donde predominan sabores auténticos y las recetas tradicionales. El gaditano define los futuros platos de su carta como “clásicos renovados”, con mucha presencia de legumbres, guisos, pescados de estero, y arroces, una de sus especialidades, a los que dará un toque más innovador.

Arrancará dándose a conocer entre el público isleño con una carta de unas 30 referencias de medios platos, ofreciendo además una cocina flexible y personal, adaptándose a los gustos del comensal, que puede configurar un menú degustación según sus preferencias. Por cada temporada hará dos cambios de carta, para darle más dinamismo a la oferta. Las copas y cócteles serán otro de los alicientes para alargar las cenas hasta la madrugada.

Con esto, quiere volver al concepto más puro de “servicio”, donde el cliente es el protagonista, el que demanda. “Antes trabajaba para otros, ahora trabajaré para el cliente”, apostilla Antonio Caramé.  En la sala contará con Julio Periano, y en la cocina estará mano a mano con su sobrino Abraham González Caramé. En esta nueva aventura gastronómica también estará asesorado por el sumiller Juanma Terceño, de González Bayss, quien introducirá los vinos de jerez en la oferta de ‘Caramelo’. Para la confección de los uniformes del personal, colaborará con la empresa de San Fernando, Kingsman. En ese mimo por el detalle no falta una decoración de estilo inglés, cuidada, muy luminosa y vegetal.

El cocinero gaditano volvió hace algunos años a su ciudad natal, después de tocar el éxito en Madrid, en los restaurantes Seis Ocho y La Cabra. De regreso a Cádiz, pasó por los desaparecidos Cinco Sentidos (San Fernando), Ajo Negro (Jerez) y también Sopranis (Cádiz), y los últimos años en el Chiringuito Pikachos en la playa de Santa María del Mar de Cádiz.