Actualidad

Lo que esconden las tapas de la ruta del Retinto de Zahara 2017

Por C.I.,

La originalidad vuelve a Zahara de los Atunes en alianza con la ternera Retinta y los restaurantes y bares de la localidad. De cara a la celebración de la VIII Ruta del Retinto, que se celebrará del 27 de septiembre al 1 de octubre,  se han publicado los nombres y las fotografías de las 23 tapas que por octava edición consecutiva han preparado concienzudamente los hosteleros zahareños. De nuevo vuelven a sorprender por su esmerada presentación, buscando elementos relacionados con el ingrediente principal y jugando al despiste a primera vista. Platos inéditos, dulces que son salados, divertidos nombres… unidos a la calidad es el secreto del éxito de las rutas de Zahara, que consiguen congregar a miles de personas en este pequeño pueblo de la costa gaditana.

cata-vaquicao

Una de las tapas más llamativas es Vaquicao, ideada por el cocinero Manuel Alba Chico de ‘La Esquina de Catalina’. Se trata de un trampantojo que emula el conocido dulce Bollycao. Una idea a la que llevan tiempo dando vueltas, y construyendo desde hace tres meses.  Consiste un brioche con un ligero toque dulce, relleno de morcilla que preparan ellos mismos con sangre e hígado, a la que le han dado textura de mousse. Para contrastar con estos sabores, han añadido otro relleno de hummus de pimiento del piquillo. Para sorprender aún más al paladar, cierran el bollo con unos petazetas de chocolate, que dan la breve impresión de estar comiendo un Bollycao real. Se presenta en un envoltorio con el nombre de ‘Vaquicao’ impreso, también al estilo del popular dulce. Según Manuel Alba, esperan preparar unas 3.000 tapas. Según cuenta, el secreto está en que no sólo “estén buenas”, sino que además sean “rápidas de servir” para cubrir la gran demanda.

vaquicao

Con el nombre de Vacciato, el restaurante Antonio presenta una especie de croqueta con un fondo de carrillada estofada. Va acompañado de un puré de calabacín, bechamel. Lo remata un poco de panko dorado al horno y cebolla deshidratada. Lo sirven como si de un café se tratara, dentro de una taza. Lleva un azucarillo incluído, que en realidad es un trozo de pan frito. Según el cocinero del restaurante Antonio, Joaquín Olmedo, el diseño de la tapa es un trabajo de equipo en el que todos en cocina “intentan aportar ideas”.

vacciato-antonio

FOTO: Imagen oficial de la Ruta. Carlos Yebra.

Casa Blas se proclamó ganador del premio del jurado profesional en la pasada Ruta del Atún. Vuelven a presentar una propuesta en la cita dedicada al retinto, retomando un plato que para Álvaro Rueda, cocinero y propietario del restaurante, tiene un significado especial, ya que formó parte de la carta del restaurante el primer año de apertura. La tapa se llama ‘Cairah‘, como su hija. Es un steak tartar de retinto macho castrado, aderezado con alcaparras, soja, salsa Perrins, cebolla fresca, ketchup, mostaza aceite, yema de huevo y salvia. Se sirve con unas tostas caseras de tomate y hierbas provenzales.

cairah-casa-blas

FOTO: Imagen oficial de la Ruta. Carlos Yebra.

En una botella que hace las veces de original plato, CerveZahara presenta un estofado de carrillera al generoso, ambientado con una pasión turca de especies y una salsa Picolo de wasabi con cuña de Inés Rosales.  Su nombre, ‘La bola de Inés Rosales’. El resultado final es muy colorido e inesperado que hace olvidar que se trata de un guiso tradicional.

cervezahara

FOTO: Imagen oficial de la Ruta. Carlos Yebra.

‘Por la cara’, es el nombre de la tapa de Restaurante Gaspar, que obedece a un juego de “doble sentido, como no puede ser de otra forma en Andalucía”, según su propietario Gaspar Castro. Para esta ruta han elaborado un bocadillo estilo americano, muy de moda. En un pan de tomillo con un toque de coco, meten una carrillada (de ahí el nombre) guisada en salsa. Va acompañado de una pipirrana de remolacha, mayonesa de oloroso, y un toque picante de jalapeño y chile seco triturado.

Por la cara. Rte. Gaspar.

FOTO: Imagen oficial de la Ruta. Carlos Yebra.