V√ćDEO

Tres ejercicios para hacer con Magali Dalix y cambiar radicalmente tu cuerpo

Magali Dalix asegura que en veinte días es posible empezar a notar los cambios

Magali, en su visita a ABC - FOTO: MATIAS NIETO / V√ćDEO: RODRIGO MU√Ď√ďZ BELTR√ĀN

Veinte días. Ese es el plazo que la famosa entrenadora Magali Dalix considera necesario para empezar a notar cambios en tu cuerpo. «Hay que ser honesto, no puedes pasar de un sendentarismo absoluto a ser un deportista de élite. Es un proceso, pero ya es un paso muy importante pasar de decir quiero hacerlo a realmente hacerlo», diferencia esta francesa afincada en Barcelona, que en este vídeo propone tres simples ejercicios con los que dar ese paso.

Son muchos los que no encuentran la motivación suficiente para empezar. Por eso ella es especialista en buscar esa fuerza mental de las personas que acuden a su centro para empujarles a romper esa barrera que todos tenemos. «Incluso yo tengo ese "fattness", esa especie de "gordura" o de pereza mental que me persigue. De hecho, lucho cada día contra ella», reconoce. Por eso, recuerda, «el primer paso es empezar, porque antes lo que decías es "quiero empezar"».

En ese cambio el compromiso y la regularidad, apunta, «es esencial». Y para lograrlo en su último libro «Cambia tu cuerpo (Y tu vida) en 20 días» encontramos rutinas muy cortas, que no superan en su mayoría los siete minutos de ejercicios porque, «¿quién no tiene siete minutos?», pregunta. «Son planteamientos fáciles de hacer, porque no hay material, se pueden hacer en cualquier lugar, y todo está basado en el peso del propio cuerpo, para resultar lo menos lesivo posible», asegura. Para entender las propuestas de su libro hay múltiples vídeos colgados en su canal de YouTube Magali Train Better, donde explica paso a paso los planes a seguir.

«No hay excusas. De verdad, que no las hay. Vamos a vivir toda la vida con el mismo cuerpo, así que es nuestra obligación cuidarlo, mimarlo... el deporte es salud. Es poder subir las escaleras con tu bolsa de la compra, o correr sin ahogarte detrás del autobús. Es decir en voz alta, "yo soy capaz". Y también "voy a confiar en mi". ¿A qué estás esperando para hacer estos tres ejercicios que te propongo en el vídeo?», concluye enérgica.

Toda la actualidad en portada

comentarios