Familia - Vida sana

¿Cómo afecta el tabaco a la hora de concebir?

Los cambios en la genética de los hijos pueden afectar a lo largo de hasta tres generaciones

¿Cómo afecta el tabaco a la hora de concebir?

Un estudio realizado por la Asociación Red Nacional de Infértiles asegura que «no existe una relación directa entre haber fumado y ser infertil», ya que de 200 personas con problemas para concebir, tan solo el 9% eran fumadores activos. Pero aunque no se pueda encontrar una relación exacta entre el tabaco y la infertilidad a la hora de concebir un bebé, si se ha demostrado que puede afectar directamente a la genética.

Por lo tanto, los genes de un padre fumador que se encuentren modificados pueden causar nuevas modificaciones en la genética de sus hijos, llegando a afectar hasta la tercera generación. «Las hijas de padres fumadores, al recibir genes modificados por efecto del tabaco tienen la menopausia de dos a tres años antes que las hijas de padres no fumadores» aclara la doctora Elena Traverso, ginecóloga de la Unidad de Reproducción Asistida de Ginemed Sevilla.

«No obstante, parte de los cambios epigenéticos son modificados por otros buenos hábitos como son la toma de ácido fólico, una alimentación equilibrada o un estilo de vida saludable» añade el doctor Manuel Estévez, ginecólogo del mismo centro. Por lo tanto, para evitar que estos cambios estén muy asentados en el organismo es recomendable tratar de conseguir una concepción temprana.

¿Afecta igual a hombres y mujeres?

Según la doctora Daniela Cummins, de la clínica IREMA, especializada en medicina reproductiva, los efectos negativos se pueden apreciar mejor en las mujeres que en los hombres. «En ellas encontramos concentraciones de nicotina y sus productos derivados en el líquido folicular, habiendo sido probado el efecto nocivo que tiene sobre la calidad ovocitaria e incluso llegando a afectar la estructura del ADN» explica.

Además, se ha podido observar que los períodos mentruales se ven modificados también por la nicotina, provocando una menor tasa de ovulación y un período más corto, lo que dificulta las posibilidades de concebir hijos. En pacientes que necesitan recurrir a Técnicas de Reproducción Asistida se puede llegar a necesitar el doble de intentos que cuando se trata con pacientes no fumadoras, según explica la doctora Cummins. «Aunque siempre hay que tener en cuenta que todos los datos van asociados a la cantidad de cigarrillos que se consumen y durante cuánto tiempo» aclaran desde la Asociación Red Nacional de Infértiles.

En cuanto a los hombres, dependiendo de las mismas variables de tiempo y cantidad, puede llegar a disminuir los parámetros del «seminograma», lo que indica variaciones en las eyaculaciones y en la movilidad de los espermatozoides.

Se pueden producir alteraciones de cromosomas y anomalías en el feto
Se pueden producir alteraciones de cromosomas y anomalías en el feto

Problemas en el transcurso del embarazo

Según la doctora Daniela Cummins, se puede llegar a apreciar mayor cantidad de abortos espontáneaos y de embarazos ectópicos en mujeres que son o han sido fumadoras.

En el caso de los abortos, pueden deberse a cambios en el gameto como «anomalías embrionarias y/o alteraciones endometriales». Esto puede darse incluso durante un tiempo después de haber dejado de fumar, «en algunos casos, se confirma la afectación de la permeabilidad de las trompas durante el tiempo en que fue fumadora» añade la doctora.

Tras haber dejado de fumar, al menos durante un año, y superado el primer trimestre de embarazo no se deben apreciar efectos nocivos en el feto, «siempre que no exista un daño vascular previo, que pudiera tener como consecuencia una menor calidad a la hora de la formación de la placenta» explica la doctora Cummins.

Fumar durante el embarazo

A parte de los efectos, ya mencionados, que el tabaco puede tener justo en el momento de la concepción de un hijo, seguir fumando durante el embarazo también puede causar alteraciones en el feto. Los hijos de madres fumadoras tienen más posibilidades de desarrollar enfermedades como asma y obesidad, además de tener una mayor probabilidad de sufrir muerte súbita.

Una de las principales causas de fallecimiento en bebés se debe a la muerte súbita

«El fumar se asocia a alteraciones en los cromosomas, como en los casos de Síndrome de Down. También puede afectar al crecimiento, causando problemas de bajo peso en los bebés y partos "pre término", los cuales se producen antes de la semana 37 del embarazo» explica Eric Saucedo de la Llata, ginecólogo de la clínica IMAR, especializado en reproducción asistida.

Alimentos perjudiciales para la fecundidad

Alimentos con mucha concentración de azúcares refinados como pueden ser los refrescos o los helados se deben tomar de manera controlada, al igual que los que contengan grandes cantidades de carbohidratos.

También las sustancias más dañinas para el organismo como el alcohol o la cafeína, deben ser casi prescindibles, más aún a la hora de intentar quedarse embaraza y durante el propio embarazo. «Un alto consumo de grasas insaturadas trans, como son las que se pueden encontrar en bollería industrial y carne de cerdo, aumentan el riesgo de infertilidad por disfunción ovulatoria» argumenta el doctor Manuel Estévez.

Asimismo, una dieta equilibrada es lo más importante para mantener una buena salud en todos los aspectos, incluyendo la salud reproductiva. «Es recomendable incorporar alimentos ricos en fibra, como lentejas o alcachofas, y que contengan calcio y omega 3» aclara la doctora Elena Traverso «además, alimentos como el maíz, la soja y la calabaza contienen ácido lineléico y otros como las verduras de hojas verdes sin hervir son ricos en ácido fólico». Estos dos ácidos pueden reducir los riesgos de sufrir abortos espontáneos, mejorar el desarrollo del feto, y en el caso de los hombres, ayudar a la fertilidad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios