Familia - Vida sana

Cinco motivos para dejar de roncar

La roncopatía crónica no solo afecta a aquellas personas que lo padecen, sino a sus parejas y familiares

Cinco motivos para dejar de roncar

Las acusaciones de quién produce mayores ronquidos en las relaciones de pareja se repiten independientemente de la clase social y el sexo y son tema de disputa en múltiples ocasiones, pero ¿roncan más ellos o ellas?. Según el último estudio de los Hospitales Nisa Pardo Aravaca, el 49% de los hombres españoles ronca, frente al 25% que representa el género femenino. Este sonido tan molesto está provocado por el aumento de tamaño de la úvula y una caída del paladar blando, aunque puede verse agravado por la genética o el sobrepeso de cada persona.

Pero una roncopatía crónica no solo puede provocar problemas de sueño en la pareja, suele ir acompañado de complicaciones respiratorias que afectan a la salud de quien lo padece. Desde el Hospital Nisa, explican cinco motivos por los que es importante tratar los problemas de roncopatía:

Apnea del sueño: se puede comparar con un ejercicio en el que se pasan tres minutos bajo el agua, aguantando la respiración. Después se vuelve a tomar aire de manera breve y se inician otros tres minutos sin respirar. Estos ejercicios que se realizarían bajo el agua serían similares a una situación de «apnea del sueño», mientras la persona está dormida.

Mientras se ronca no se descansa: las personas que sufren problemas con los ronquidos suelen ser aquellos que se muestran más cansados, y es que cada ronquido es una pequeña alteración del sueño que no permite que dicha persona descanse durante todo la noche.

Mayor tensión arterial: esto puede derivar en problemas cardiovasculares, que compaginados con tabaco o colesterol pueden acarrear serios riesgos para la salud.

Menos memoria y atención: la capacidad de concentración en personas con roncopatías se ve afectada, al igual que su memoria, que también disminuye.

Familiares y pareja: tanto la persona que duerme junto a alguien con estos problemas, como los familiares que duermen en las habitaciones contiguas tendrán dificultades para conciliar el sueño a causa de los ruidos que se producen.

Desde estos hospitales se han empezado a tratar estas dolencias crónicas por medio de tratamientos con láser. «El estudio y tratamiento del ronquido requiere de un servicio multidisciplinar: Otorrinolaringología, Neumología, Cirugía Maxilofacial, Nuerofisiología y Láser», explica el doctor Zarza.

Con el láser se trata de solucionar el síntoma de paladar blando, por medio de la generación de colágeno que endurece el tejido. Y además, se busca disminuir el tamaño de la úvula. «Este método es la solución más eficaz en la actualidad. Hasta hace unos años, era posible con intervención quirúrgica tradicional, pero ahora, el láser nos permite realizar este tratamiento de manera más sencilla y cómoda para el paciente», añade el doctor Naranjo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios