Padres e hijosLos «millennials» concilian mejor de lo que lo hicieron sus padres

Las nuevas familias no quieren renunciar a su estilo de vida por la llegada de un hijo

MadridActualizado:

Renunciar a practicar deporte, asistir a conciertos o salir a cenar no entra dentro de los planes de las familias «millennials». A diferencia de la generación de sus padres, los jóvenes han aprendido a conciliar mejor, disfrutando más del ocio y del tiempo libre todos juntos. Así lo asegura el estudio «Conciliación, vida familiar y ocio», que ha contado con una muestra de 800 españoles entre 20 y 37 años de edad con hijos.

La investigación expone cómo ha evolucionado el concepto de conciliación familiar en la generación «millennial», que va más allá del entorno laboral. «Antes, era más importante tener un trabajo estable; ahora, tenemos más conocimientos sobre lo que nos hace felices y sabemos que hay que disfrutar de la vida», afirma Andrea Linati, coach personal, madre y «millennial».

Las nuevas familias no quieren renunciar a sus hobbies ni a su estilo de vida con la llegada de un hijo. «Existe el pensamiento de que la llegada de un niño limita y no es cierto. Sí hay una mayor responsabilidad, pero en la práctica hay muchas medidas de adaptación y conciliación», continúa. Entre los encuestados, más del 70% asegura que ha podido ajustar sus aficiones, su trabajo y sus reuniones con amigos mejor de lo que esperaba.

Uno de los factores relevantes de este cambio generacional es que el 72 por ciento introduce a sus hijos en sus propias aficiones, afirmando que la clave para conseguirlo es el trabajo en equipo. El papel de la pareja se vuelve clave en la conciliación. «El padre se integra más en el día a día del niño, buscando una mayor conexión con él», insiste Linati. Por otro lado, el rol de los abuelos también ha cambiado. «Ahora son más activos que antes y no gira todo alrededor de cuidar a los nietos. Eso también supone un progreso con el pensamiento que se tenía antes».

Planes adaptados

A la hora de buscar ofertas de ocio, más de la mitad de los padres «millennials» optan por propuestas adaptadas a la familia. «Sentimos la necesidad de compartir planes y actividades con los niños». El deporte es otro de los ámbitos donde suelen integrar a sus bebés. «Voy a yoga una vez a la semana con mi hija, mientras que mi marido la acompaña a natación. Está encantado de poder practicar deporte con nuestra niña», asegura Linati.

Los encuestados, del estudio promovido por Mi Primer Danone, creen que tener hijos no debería suponer un impedimento para su desarrollo profesional. De hecho, el 64% declara que la paternidad no ha afectado a su trabajo. Aunque cada vez se están instaurando más medidas, queda mucho por hacer para facilitar la conciliación, ya que solo la mitad de los «millennials» afirma que su empresa le ha ayudado a adaptar su vida laboral con la familiar.