Embarazo

Nace el primer bebé concebido en España gracias a un wearable

Cada vez más mujeres apuestan por la tecnología para lograr el embarazo

Actualizado:

La tecnología avanza a pasos agigantados en muchos aspectos de nuestras vidas. El de la fertilidad es uno de los campos en los que la innovación tecnológica ha sido protagonista durante los últimos años, hasta el punto de que el pasado 13 de marzo nació Luca, el primer bebé concebido en España gracias a una pulsera capaz de detectar los días más fértiles de la mujer.

«Este wearable ayuda a las mujeres que están intentando quedarse embarazadas a saber los cinco días más fértiles de cada ciclo», explican los creadores de Ava. La usuaria solo tiene que ponerse la pulsera para dormir, tiempo en el que se miden diversos parámetros como la temperatura, frecuencia cardiaca u horas de sueño. A la mañana siguiente, basta con que la sincronice con la app para smartphones para saber si está en un día de alta o baja fertilidad.

Así lo hizo Dafne Fuentes, la madre de Luca. Otros métodos de control de la fertilidad, como el de la temperatura basal o los test de ovulación, no se ajustaban a sus rutinas laborales, por lo que decidió probar con este wearable.

«El método de la temperatura basal hace que tengas que medirla todas las mañanas a la misma hora, lo cual era complicado por mi trabajo, y los test solo confirman la ovulación cuando ésta ya se ha producido. Cuando supe sobre esta nueva técnica y vi lo cómoda que era de usar, además de detectar los días fértiles en tiempo real, sopesé las alternativas y pensé que era la mejor opción para mí», cuenta la reciente mamá, que consiguió concebir al mes de utilizar la pulsera.

Este sistema también puede utilizarse una vez logrado el embarazo para hacer un seguimiento del mismo. «Durante la gestación es posible continuar utilizando la pulsera y enseñar a tu ginecólogo las gráficas o ver, a través de la app, cómo cambian tu cuerpo y el de tu bebé semana a semana», prosigue Dafne.

«Cada vez que Dafne nos manda una foto de Luca, se nos cae la baba —confiesa Lea von Bidder, presidenta y cofundadora de Ava—. Nos entusiasma casi como si fueran nuestros propios bebés».

Von Bidder asegura que su objetivo principal era brindar innovación tecnológica al campo de la salud reproductiva de las mujeres, que no había contado con cambios significativos desde la aparición de la pastilla anticonceptiva hace unos 70 años. «Por suerte, los lanzamientos tecnológicos enfocados a las mujeres son cada vez más frecuentes, así como el número de compañías que apuestan por ello. Acabamos de iniciar, además, un nuevo estudio en el Hospital Universitario de Zúrich para que la pulsera también pueda detectar infecciones durante el embarazo de forma temprana», concluye.