FOTOLIA

Las mayores preocupaciones de las madres españolas

Cuando un hijo está enfermo, el mayor temor es no saber cuál es el origen de esa dolencia

MADRIDActualizado:

Que el hijo se ponga enfermo, o no pasar suficiente tiempo con él o no saber identificar por qué llora son las mayores preocupaciones para las madres españolas, incluso más que la situación laboral y económica de la familia, según revela una encuesta que ha realizado la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), en colaboración con laboratorios Mylan.

El objetivo principal del estudio es profundizar en las inquietudes, demandas y necesidades de las madres españolas y detectar las posibles soluciones para que puedan actuar con más tranquilidad. La investigación analiza la reacción de las madres cuando detectan que su hijo está enfermo. Para ellas, tanto primerizas como experimentadas, la máxima preocupación cuando su hijo está enfermo es no saber cuál es el origen. Un 56,6% indica que el peor temor en caso de dolor es no saber identificarlo.

Los pequeños problemas relacionados con la salud que más angustian a las madres son que su hijo presente fiebre, vómitos o diarrea, que suponen un 81,4% de las respuestas. De hecho, se ha detectado incluso que las madres primerizas temen más a la fiebre y las madres experimentadas (con dos o más hijos de hasta 12 años) reaccionan con angustia ante casos de vómitos o diarreas.

Una vez detectada la fiebre o el dolor, el 47% de todas las madres indica que a veces combinan o alternan analgésicos, porque se lo ha recomendado su pediatra. De hecho, el 43% de las madres explican que notan más mejoría con un analgésico que con otro, sobre todo con el ibuprofeno (59%). Por otro lado, el 91,7% de las madres indica que saben qué dosis corresponde a su hijo y el 90,8% cuanto tiempo se puede administrar.

Relación con el pediatra

La encuesta también estudia la relación de las madres con el médico de su hijo. El 88% confíanen su pediatra ante los problemas de salud de su hijo y la gran mayoría, un 58%, acude a su consulta después de esperar 24 horas.

Un 97,4% de las primerizas valoran que las explicaciones sean detalladas y sencillas y un 98,6% de las experimentadas agradecen que los pediatras sean claros en sus exposiciones.

En la encuesta, elaborada a principios del mes de octubre, han participado más de 1.000 madres españolas de entre 18 y 45 años, la mitad de las cuáles eran primerizas y la otra, experimentadas. El 61% se posiciona en el tramo de entre 35 y 44 años y la edad media es de 36 años.