Seguridad Vial

Esto es lo que opinan los niños sobre la conducción de sus padres

Un 11% de niños cree que su padre conduce muy deprisa, frente al 7% de los padres que lo admite

Esto es lo que opinan los niños sobre la conducción de sus padres

Cuando se viaja en el coche con la familia al completo son múltiples las distracciones que pueden surgir. Los más pequeños tienen una percepción propia de las acciones de sus padres al volante, mientras que los adultos no piensa igual que los niños en muchos casos.

Un 20% de los niños opina que se comporta «regular» en el coche

Un 53% de los menores, de entre 5 y 12 años, considera que sus padres se distraen conduciendo para atenderles, aunque solo un 2% de los adultos admite realizar dicha práctica. Sin embargo, cuatro de cada 10 niños considera que se comporta de manera correcta en el vehículo y no pide ni chucherías ni agua.

Según el estudio, «Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche», realizado por Midas, Ipsos y la Asociación Nacional para la Seguridad Infantil, la velocidad al volante es apreciada por los más pequeños como mucho mayor de lo que sus padres aseguran conducir. Sin embargo, solo el 7% de los padres afirman que su conducción es rápida.

En lo que respecta a las sillitas adaptadas, siete de cada 10 niños aseguran ir siempre correctamente en su silla infantil. «El Reglamento General de Circulación obliga a utilizar sistemas de retención infantil y ocupar los asientos traseros para aquellos menores de edad con una estatura igual o menor a 135 centímetros —explica Inmaculada Seco, directora de marketing de Midas— el problema es que los cinturones de seguridad están diseñados para personas de 150 centímetros en adelante, por lo que sigue existiendo riesgo».

Por otro lado, en los viajes largos la mayoría de familias ha incorporado el hábito de realizar descansos cada cierto tiempo, y tanto padres como hijos reconocen respetar las paradas que se programan al inicio del viaje.

«Es imprescindible crear una cultura de autoprotección a los más pequeños y dar ejemplo»Inmaculada Seco

No obstante, aunque se respeten todas las normativas y medidas de seguridad al volante, los enfados son casi inevitables. Siete de cada 10 niños admiten que sus padres se enfadan al volante con otros conductores o el resto de la familia «algunas veces», mientras que tres de cada 10 afirman que sus padres llegan a gritar o realizar «gestos feos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios