Familia - Padres hijos

«Hay que devolver a la familia el lugar que ocupaba antaño»

Cuatro líderes europeos reivindican un incremento de las políticas familiares

De izqda. dcha: Martin Patzelt, Katalin Novák, Jaime Mayor Oreja, Lodovine de la Rochère y Kresimir Planinic
De izqda. dcha: Martin Patzelt, Katalin Novák, Jaime Mayor Oreja, Lodovine de la Rochère y Kresimir Planinic

Políticos y líderes de movimientos europeos en favor de la familia han reivindicado iniciativas políticas de respaldo a las familias en Europa para paliar los efectos del invierno demográfico actual y reivindicar el papel fundamental de esta institución como columna vertebral de una sociedad en crisis. Lo han hecho en el Seminario «Buenas Prácticas Internacionales de Apoyo a la Familia», organizado por la Asociación Familia y dignidad Humana, en colaboración con el Instituto de Estudios de la Familia de la Universidad CEU San Pablo y la Asociación Católica de Propagandistas.

La inauguración del Seminario ha corrido a cargo del vicepresidente del Patronato de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Manuel de Soroa y Suárez de Tangil, que ha afirmado que la política necesita un reajuste, servir a la ciudadanía y no servirse de ésta. Lourdes Méndez Monasterio presidenta de Familia y Dignidad Humana, ha recordado que la familia es el pilar de la sociedad y que en España hay una fuerte corriente laicista que tiene entre sus objetivos la deconstrucción de la misma. Hay que estar alerta ante «la implementación de un totalitarismo silencioso que no tiene cara de autoritario y, por eso, es más peligroso», ha añadido. Pero la presidenta de Familia y Dignidad Humana se ha mostrado optimista porque «hay una asociación posible para reaccionar ante leyes»”, como en el caso de los países que participan en la mesa redonda.

El presidente de One of Us y ex ministro de Interior Jaime Mayor Oreja, que ha moderado la primera mesa redonda, bajo el título «Buenas prácticas internacionales de apoyo público a la familia» ha señalado que el problema actual es consecuencia del olvido de las causas que han provocado la crisis. Mayor Oreja ha afirmado que «vivimos en un momento de transición de la crisis» que, en un primer momento estuvo caracterizada por el relativismo y ahora por un auge de los populismos, tanto de izquierda como de derecha, en diferentes países. Así, ha enfatizado los «defensores de la familia debemos existir en el debate cultural» en un momento que ha calificado «crítico de transición».

La primera en intervenir ha sido la ministra de Estado para la Familia y la Juventud del Gobierno de Hungría, Katalin Novák, que ha recordado que «la responsabilidad principal de tener hijos es de los padres». También ha recordado que en su país la tasa de natalidad ha subido ligeramente gracias a las políticas de Estado que están llevando a cabo. Su partido tiene el apoyo de las dos terceras partes de la población y han revalidado resultados, lo que facilita trabajar por la familia. Además, ha insistido en que el Gobierno debe seguir trabajando en adoptar medidas en favor de la familia: ayudas económicas, subvenciones para la compra de vivienda y conciliación entre familia y trabajo

Por su parte, la presidenta de «La Manif pour Tous», Lodovine de la Rochère, ha expresado que «es imperioso renovar la política familiar. Es necesario estabilizar la situación familiar, garantizar la responsabilidad de los padres y asegurar el equilibrio demográfico». De la Rochère ha aclarado que Francia es uno de los países que tiene mayor tasa de empleabilidad femenina y de natalidad. Sin embargo, la estructura familiar está en crisis. Ha recordado que durante el gobierno de François Hollande «se han derribado muchos de los principios fundamentales de las política familiares» y ha puesto como ejemplo que se han reducido notablemente varias ventajas como la baja de maternidad.

El croata Kresimir Planinic, cofundador de «In The Name of the Family» ha destacado el papel de las redes sociales y del trabajo conjunto para garantizar la protección de la familia. Planinic ha dicho que es importante que se realicen iniciativas para el intercambio de ideas entre los países para aprovechar las experiencias de los otros.

Ha finalizado las intervenciones de la mesa Martin Patzelt, diputado del Bundestag alemán, que ha afirmado que, «aparte de la mejora material de las familias, hay que conseguir una mejora desde el punto de vista moral, pues el individualismo y la pérdida de valores fundamentales han ido en aumento». Para Patzelt es importante «devolver a la familia el lugar que ocupaba antaño». Y para ello habría que reforzar, tanto los derechos del niños como los de los padres.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios