ManualidadesLos trucos para ser un experto en bricolaje y decoración

Crear un espacio perfecto para que sea tu refugio es simple, fácil y económico con pequeños ajustes para que todo funcione

Actualizado:

Con la llegada del nuevo año, es fácil proponerse nuevas metas y, entre hacer deporte y leer más, hay otro objetivo que seguramente figura en mucha de las listas: tener nuestra casa impecable para poder disfrutar más de ella.

Pero, ¿qué podemos hacer nosotros sino somos unos manitas para que nuestro hogar sea un espacio perfecto? Desde Brico Privé, el portal de ventas especializado en bricolaje, jardín y hogar, aportan siete consejos para que nos convirtamos en expertos «manitas» y renombrados decoradores sin necesidad de hacer una gran inversión:

1. La pintura que todo lo cura. Si queremos darle una nueva cara a nuestro hogar una mano de pintura es lo que se necesita. La mejor opción es usar rodillo por lo que a la hora de pintar debemos tener en cuenta que se debe aplicar en franjas verticales, y para que cubre bien la pared que estás pintando, la segunda mano, debes pintarla en horizontal. «Se debe procurar que las franjas se solapen, para evitar que queden huecos sin pintura. No obstante, el solapamiento no ha de ser excesivo, para que no haya una acumulación innecesaria de pintura en las intersecciones, lo cual origina derroches de pintura y, en ciertos casos, marcas», explican estos expertos.

2. Guerra declarada a los tornillos atascados. ¿No hay manera de quitar ese tornillo de un mueble de madera? ¿Cómo acabar con el descuadre en la puerta de ese armario? Para desenroscar un tornillo atascado, tan sólo hay que calentar durante unos segundos la punta del destornillador con un mechero y así evitaremos las molestias generadas por ese cajón que no cierra o esa puerta descolgada.

3. Puesta a punto de nuestra caldera. La calefacción es el servicio que mayor gasto energético produce en los hogares, con un 47% del consumo total, según datos de Homeserpe. Podemos evitar los riesgos y ahorrar revisando y manteniendo la instalación de gas del hogar de forma correcta, como por ejemplo purgando los radiadores.

4. Apuesta siempre por la comodidad. Una casa debe ser vivida, por ello, a la hora de adquirir nuevos muebles, debemos pensar en la comodidad y en que deben ser prácticos ajustándose a nuestras necesidades. Por ejemplo, en el caso de que nos guste cenar en el sofá, será perfecto una mesa de centro elevable; mientras que si somos mucho en la familia, necesitaremos un gran comedor.

5. Restaurar el parqué. Con el paso del tiempo, en este tipo de suelos aparecen marcas y arañazos, además de que el brillo se va perdiendo. «Para dejarlo como nuevo, elimina la capa de barniz dañada hasta que quede mate para que el nuevo barniz se adhiera. Será suficiente con pulir sólo una vez. Ten en cuenta que los parqués con mosaicos y dibujos ajedrezados deben lijarse en diagonal, mientras que los tablones deben hacerse en paralelo a ellos. Por último, aplica una capa de barniz por la zona», aconsejan desde Brico Privé.

6. Pon luz a tu vida. Colocar unos focos en una habitación no sólo es útil y funcional, sino que además la luz focal puede ser muy decorativa y crear ambientes diferenciados dentro de una misma estancia. «Si eres de los que no te decides por una lámpara concreta o quieres ganar espacio: los focos en el techo o en falso techo son la mejor opción. Además, los focos en el techo son ideales para los pasillo, cocinas y baños», sugieren estos expertos.

7. Haz que tus tuberías estén sanas. Generalmente la obstrucción se genera en el sifón, también conocido como «trampa», que es una forma curva que se coloca entre los desagües de los inodoros, bañeras, platos de ducha, lavadoras y lavavajillas… y las tuberías. El sifón se utiliza, por su forma, para evitar fugas de agua, neutralizar los malos olores de las cañerías e impedir que pequeños insectos entren en las viviendas. «Hoy en día, la mayoría de los circuitos hidráulicos de cualquier hogar son registrables, lo que nos permitirá acceder a la zona donde puede estar el atasco con la simple ayuda de un destornillador. Si es así debemos desmontar el sifón y buscar el atasco visualmente. Es entonces cuando con la ayuda de un alambre, podremos acabar con él», aseguran.