Familia - Mayores

Jóvenes que donan tiempo a los mayores

Con la edad la soledad puede aumentar, pero hay iniciativas que consiguen que los ancianos no se sientan abandonados

Begoña y Rosa se complementan
Begoña y Rosa se complementan

Begoña tiene 88 años, una casa muy grande y vivía sola. Rosa tiene 23 años, es de Bilbao, estudia en Madrid y le espera un futuro como médico por delante. La asociación Solidarios para el Desarrollo puso en contacto a estas dos mujeres para que ambas cubrieran sus necesidades. Con Rosa, Begoña ya no cena sola: «tenía una cuidadora de día, pero se iba a las cinco de la tarde. Después de una operación importante, necesitaba compañía en la cena y durante la noche. Y el programa «Convive» me trajo a Rosa que, aunque tiene clases y prácticas, procura estar siempre a las nueve y media en casa para hacerme la cena y acompañarme». Para Begoña es, además, un placer poder hablar con alguien más joven «que me cuenta cosas de la universidad y del mundo digital que yo desconozco por completo». Begoña está muy agradecida a esta asociación, no sólo por facilitarle compañía, sino porque también se siente útil al poder darle a Rosa facilidades para que siga estudiando.

Las dos hablan muy bien del programa «Convive» que las ha unido. Rosa manifiesta que ha tenido mucha suerte conBegoña: «hemos encajado muy bien. Yo quería vivir en una casa con un ambiente más familiar y hogareño que me facilitara el estudio y con esta opción lo he conseguido».

Pero, ¿qué es exactamente «Convive»? Carlos Miguelez, responsable de comunicación de la ONG Solidarios para el Desarrollo, describe brevemente la iniciativa: «Es una acción intergeneracional y solidaria basada en la convivencia de personas mayores que están solas con estudiantes universitarios». Y añade, «el estudiante mientras progresa en sus estudios habita con la persona mayor aportando compañía y apoyo humano. El programa promueve una experiencia de enriquecimiento mutuo, de aprendizajes compartidos y de apertura a nuevas relaciones para ambas partes».

Adopta a un abuelo

La Asociación Adopta a un Abuelo trabaja con los mayores que están más solos. En España hay más de 329.000 mayores viviendo en cerca de 5.000 residencias, y muchos no tienen a nadie. Esta comunidad solidaria está compuesta de jóvenes que quieren compartir parte de su tiempo combatiendo la soledad de estas personas. Juntos crean crónicas de acercamiento a la realidad de nuestro tiempo. Y sobre todo, fabrican historias de afecto, cariño, comprensión y aprendizaje de la vida tanto para mayores como para voluntarios.

La iniciativa partió de Alberto Cabanes, que en 2014 «adoptó» a Bernardo, viudo y sin hijos. En ese momento se percató de la soledad de algunos ancianos sin familia y fundó está ONG que pone en contacto a jóvenes con mayores solos. Así, de forma altruista en 2016 ha llegado a tener 114 estudiantes voluntarios que atienden a 57 «abuelos de adopción». Desde la asociación resaltan que «hacemos que las personas mayores se sientan escuchadas, acompañadas y queridas». También se encargan de formar a los voluntarios para que sepan cómo tratar a los ancianos y qué deben hacer, o no, con ellos.

Historia viva

La Fundación Lo que de Verdad Importa ha puesto en marcha un programa para mantener viva la historia de nuestros mayores. La iniciativa pone en contacto a «equipos» de tres personas en el que el mayor juega el papel de protagonista y los más jóvenes, el de narradores. María Franco, directora general de esta fundación describe la dinámica del proyecto: «durante seis meses el más mayor va desgranando la historia de su vida, sacando fotos y recordando momentos importantes o que le han marcado, mientras los narradores recopilan todo el relato que finalmente será editado en un libro del que se le regalarán diez ejemplares al protagonista. Con esta iniciativa se mantiene viva parte de su historia y de la historia reciente de nuestro país y, además, los mayores se siente escuchados y acompañados». Franco destaca que aquí no cabe hablar de voluntariado unilateral: «los mayores protagonistas también son voluntarios que se prestan a contar su vida y a recordar sus vivencias para que sigan en la memoria de los más jóvenes».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios