Familia - Mayores

Cohousing: una nueva forma de vivir la jubilación

Estas viviendas en forma de cooperativas adaptadas a las necesidades de los mayores cobran cada vez más adeptos en España

Felipe posee un piso de estas características en Profuturo (Valladolid)
Felipe posee un piso de estas características en Profuturo (Valladolid)

El concepto de «cohousing» empieza a ganar adeptos en España. Este modelo de vida, basado en comunidades de personas mayores con necesidades similares, resulta muy atractiva para aquellos que quieren envejecer, gestionando sus recursos y necesidades en un entorno adecuado y pensado por y para ellos. «Lo normal es que cuando pensamos en jubilación, pensemos en ahorrar, pero no en cómo gestionar esta etapa. En el cohousing, son los residentes quienes dedican cómo, con quién y de qué forma quieren vivir su jubilación, de una forma digna, activa, independiente y saludable», explica Jose Luis Suárez, Ceo de Cohousing.

Esto es lo pensó en 2000 Felipe Martín, propietario de un piso de estas características en Valladolid y presidente del consejo rector de Profuturo: «quería una alternativa a la residencia y la encontré aquí, una opción que me permite vivir rodeado de mi mujer, de mis amigos, y otras personas cercanas. Se trata de ser independiente pero no estar solo. El cohousing permite poder estar, hablar y participar del día a día con otros y evitar la soledad, que es lo más terrible que le puede pasar a alguien en sociedad. Este modelo de vida favorece además que sigamos en nuestro entorno y no tengamos que sufrir un desarraigo. Para mi, es ideal», explica.

Servicios a medida

Las razones para la elección de este formato son múltiples. «Normalmente las personas quieren envejecer en su casa, lo que supone un gran esfuerzo tanto físico como económico debido a la probable necesidad de obras de adaptación y mantenimiento del piso. Sin embargo la fórmula proporciona a quienes la eligen un entorno seguro, que les permite mantener su independencia y autonomía. Es un lugar que favorece las relaciones sociales entre usuarios, y el contacto con el barrio donde se implantan», aclara Suárez. ¿De qué forma?Estas cooperativas facilitan e integran en el mismo edificio los servicios que este tipo de colectivo suele demandar: atención médica, fisioterapia, servicio de limpieza (opcional)... lavandería, cafetería, o cualquier otro servicio con precios razonables. «En mi caso suelo utilizar el gimnasio por la mañana y la biblioteca por la tarde pero en nuestra cooperativa por ejemplo la sala dejuegos está siempre abarrotada», relata Felipe Martín.

Otra característica de esta filosofía de vida es que ofrece a sus usuarios la posibilidad de seguir desarrollando sus habilidades, profesiones, capacidades y talentos en beneficio propio y de sus vecinos. Hay numerosas actividades programas a diario por los propios vecinos:«en nuestro caso hay un médico que realiza talleres de memoria, otros que saben de esmaltado, encuadernado, o pintura, y enseñan a los demás... Somos muy conscientes de que este concepto se basa en la participación, en que cada uno aporte sus experiencias para el bien común», asegura este residente de Profuturo.

Envejecimiento activo

En el segundo país más envejecido del mundo por detrás de Japón el cohousing supone «la creación de espacios que propician el envejecimiento activo y combaten la dependencia», afirma el CEO de Cohousing. Así lo corrobora Felipe Martín, para quien vivir así resulta una forma de envejer más saludable. «La esperanza de vida es importante, pero que esa misma esperanza sea confortable es todavía mucho más atractivo», concluye.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios