Juguetes«Más de tres juguetes son demasiados para regalar a un niño el día de Reyes»

Varias expertas aseguran que es bueno que los pequeños se enfrenten a frustraciones y desilusiones para que vean que todo lo que quieren, no se puede conseguir

Actualizado:

Los expertos mantienen que no existen mecanismos para determinar el número idóneo de regalos que un niño debe recibir el 6 de enero. También aseguran que los padres han aprendido, con el paso del tiempo, a controlar la abundancia de regalos, evitando ese «cuanto más, mejor».

La psicóloga Alicia Banderas considera que «el límite debe centrarse en la frontera entre “disfrutar con cada regalo y la ansiedad por abrir paquetes sin disfrutarlo”». Es decir, tratar de evitar que la cantidad de regalos supere a la calidad «porque, de lo contrario, se convertirán en niños caprichosos y se alejarán del principal objetivo: fomentar el juego», añade Banderas.

Junto a Cristina Ramírez Roa, también psicóloga, consideran que siempre debe haber una sorpresa el día de Reyes, algo que los más pequeños no esperen ni hayan pedido. «Es bueno que los niños se enfrenten a desilusiones y frustraciones para que aprendan que no todo lo que quieren se puede tener en esta vida», opina Banderas. Para concluir, Cristina Ramírez Roa apunta que «más de tres juguetes es demasiado».

Además, afirma que debe haber una organización, sin tirar la casa por la ventana. «Hoy en día no se valora lo que se regala porque los padres tienden a comprar cosas para todo: por buenas notas, vacaciones, cumpleaños... Creo que el niño se tiene que ganar la recompensa, que no se les consienta todo».

Como consejo, Alicia Banderas recomienda a los padres «dosificar los regalos. Es decir, que vayan jugando primero con unos y al tiempo, cuando se hayan cansado de él, cambiarlo por otros. Entrará en juego la novedad de tener algo sin estrenar».