Familia

Cinco pasos a seguir para que a tus hijos les guste leer un libro

Claves para iniciarles en este hábito y que no lo consideren un aburrimiento

Actualizado:

Conseguir que a los niños les guste leer es en ocasiones complicado. Las nuevas tecnologías suplantan muchas veces el tiempo de lectura. Con motivo del Día Internacional del Libro, Mumablue, empresa española de cuentos personalizados, ha elaborado una guía para ayudar a los padres a fomentar este hábito en sus hijos de edades comprendidas entre los 4 y los 8 años.

Las recomendaciones se basan en 5 pasos:

1. Despierta su interés:

Llévalo a actividades relacionadas con la lectura, por ejemplo a un cuentacuentos.

Pregúntale a la hora de escoger un libro. Haz que su opinión cuente, debe sentir que él toma de decisión de la compra del libro.

Conviértelo en parte de la historia del cuento. Ser protagonista del cuento despertará el interés del pequeño por la lectura.

Sirve de ejemplo. Lee. Los niños imitan todo lo que hacen los adultos. Si tú lees, ellos leen. El comportamiento de los padres se verá reflejado en el de los hijos.

2. Compartir tiempo juntos leyendo:

Leer a la vez es una buena manera de crear vínculos entre los padres e hijos y una buena forma para mantener su interés.

3. La lectura no debe convertirse en una obligación:

Conviértela en un juego, recrear pasajes del libro con tus hijos puede ser una buena opción.

4. Leerles antes de irse a dormir:

A los niños les gusta que sus padres tengan un ratito para ellos antes de irse a dormir, además la lectura también les ayudará a conciliar el sueño.

5. Ayúdales a descubrir:

Deja que busque nuevos géneros: misterio, aventuras, ciencia ficción, fantasía… No tengas miedo a que descubra otros libros ¡la lectura está llena de sorpresas!

Mumablue tiene como objetivo hacer que los niños se interesen por la lectura convirtiéndolos en los protagonistas de las historias. Cuenta con un sencillo editor online que crea el doble virtual del niño eligiendo aquellas características que más se adapten a los rasgos del pequeño. Además de convertirlos en parte fundamental de la historia, les enseñará valores como la tolerancia, el respeto a otras culturas, el valor de la amistad e incluso a superar algunos miedos.