Stephen Wynn
Stephen Wynn - Reuters

Wynn deja la dirección de su imperio de casinos por acusaciones de abusos sexuales

El magnate ha calificado de «absurdas» las acusaciones en su contra y ha acusado a su exmujer Elaine Wynn, con la que está enfrentado en los tribunales tras un tormentoso divorcio, de estar detrás del escándalo

Estados UnidosActualizado:

El magnate de casinos estadounidense Stephen Wynn ha dimitido de sus cargos en la dirección de su imperio empresarial, Wynn Resorts, como consecuencia de las acusaciones de abusos sexuales de algunas de sus empleadas.

Wynn, de 76 años y que ha negado las acusaciones, dijo encontrarse «en el centro de una avalancha de publicidad negativa», según un comunicado divulgado este martes. «Al reflexionar sobre el ambiente que esto ha creado, uno en el que las prisas por el juicio prevalecen sobre todo lo demás, incluidos los hechos, llegué a la conclusión de que no puedo seguir siendo efectivo en mis funciones actuales», aseguró Wynn.

El magnate dejó su cargo como CEO de Wynn Resorts, que asumió Matt Maddox, y como presidente de la junta directiva, cargo en el que le sustituyó Boone Wayson, informó la compañía.

Las acusaciones contra Wynn aparecieron a finales de enero en una investigación llevada a cabo por The Wall Sreet Journal que incluía testimonios de trabajadoras a las que presuntamente había acosado o forzado a mantener relaciones sexuales.

Las acciones de Wynn Resorts en el índice Nasdaq se desplomaron a raíz de la publicación, al pasar de los 200,60 dólares el 25 de enero hasta los 163,22 de este martes. El conglomerado que él fundó posee varios hoteles con su nombre en Las Vegas (EEUU) y en Macao (China). Los emblemáticos Mirage, Bellagio y Treasure Island, todos en el Strip de Las Vegas, fueron proyectos suyos en sus inicios.

«Steve Wynn es un gigante de la industria. Es un filántropo y un líder querido y visionario. Jugó un papel fundamental en la transformación de Las Vegas en el destino de entretenimiento que es hoy en día», dijo Wynn Resorts en su comunicado.

Las denuncias por abuso sexual aparecidas en The Wall Street Journal ya provocaron que dimitiese de sus responsabilidades políticas como presidente financiero del Comité Nacional Republicano, la dirección del Partido Republicano.

Wynn ha calificado de «absurdas» las acusaciones en su contra y ha acusado a su exmujer Elaine Wynn, con la que está enfrentado en los tribunales tras un tormentoso divorcio, de estar detrás del escándalo.