La vida de lujo del peluquero que ha «rapado» al Príncipe Guillermo

El duque de Cambridge pagó 180 libras por el trabajo de Joey Wheeler, el estilista inglés que cuenta entre sus clientes con estrellas como Lewis Hamilton

MADRIDActualizado:

El nuevo corte de pelo de Guillermo de Inglaterra ha propiciado cientos de titulares por todo el mundo. Detrás de él se esconde el peluquero Joey Wheeler, el estilista de las estrellas británicas, quien cuenta entre sus clientes con actores, presentadores de televisión o deportistas como Lewis Hamilton. Wheeler tiene lista de espera en su salón de belleza masculina, pero no dudó en hacerle un hueco al heredero de la Corona británica.

😝 @charlibatch @joshuasurtees @tommy8919

Una publicación compartida de Joey Wheeler (@joeywheeler24) el

El duque de Cambrigde pagó 180 libras por raparse su -cada vez más escasa- cabellera. Medios británicos como «Daily Mail» apuntan que el Príncipe Guillermo tomó tal decisión harto de las bromas de su hermano, el Príncipe Harry, por su incipiente calva. Wheeler fue llamado el mismo viernes por la mañana desde el Palacio de Kensington, y a primera hora de la tarde, el heredero lucía nuevo «look».

🙈

Una publicación compartida de Joey Wheeler (@joeywheeler24) el

Wheeler proviene de una familia de peluqueros de Brighton, donde su padre y su hermano regentan la barbería familiar. Su buen hacer con las tijeras le han convertido en el estilista masculino de «Vogue UK» por excelencia, así como el peluquero de la Semana de la Moda masculina de Londres.

A pesar de que ahora presume de viajes y selfis con los famosos en Instagram, Wheeler recorrió un largo camino hasta llegar a ser el barbero más solicitado de Reino Unido. En 2010 se mudó a la capital británica, tras cuatro años de trabajo constante en el negocio familiar. En Londres, completó su formación durante once años junto a Richard Ward, actual estilista de Catalina de Cambridge.

❤ @sophiejenningsx

Una publicación compartida de Joey Wheeler (@joeywheeler24) el

Los periodistas de belleza británicos le describen como «experto en el corte clásico» y aseguran que tiene «un talento natural para dejar las cabelleras masculinas perfectas».