Bertín Osborne y Arévalo - ABC

La verdadera razón de la enemistad entre Bertín Osborne y Arévalo

El presentador estaba dispuesto a perdonar a su amigo por la imagen que subió a una red social, pero lo que hizo después fue la gota que colmó el vaso

MADRIDActualizado:

Siempre han sido uña y carne, pero desde hace algunos meses el dúo conformado por el presentador Bertín Osborne y el cómico Arévalo se ha distanciado y parece que de forma irreversible. ¿La razón? Una paella, o al menos eso parecía. El que hasta ahora era uno de los mejores amigos del conductor del programa «Mi casa es la tuya» publicó el pasado 17 de julio una imagen en su cuenta de Twitte comida entre amigos que Osborne y él mismo habían preparado para agasajar al ReyEmérito y a su hija, la Infanta Doña Elena, entre otros.

«Muy contento de hacer una paella al Don Juan Carlos y Doña Elena, con buenos amigos. El arroz en su punto», escribió el famoso contador de chistes bajo la imagen. Una publicación que, a las pocas horas, se convirtió en blanco de burlas en las redes sociales y que disgustó enormemente a Oborne. Este acabó llamando a Arévalo para que «quitase la puta foto esa».

Desde esa día, según contaba el propio Arévalo hace unos semanas en un plató de televisión, Osborne ya no le habla. «Lleva cinco meses sin dirigirme la palabra», aseguró a la vez que confesaba que tampoco le respondía a las llamadas de telefóno. Lo único que faltaba en esta historia era la propia versión de Bertín Osborne, que aún no se había pronunciado sobre el tema. Igual que el cómico y actor dio su versión en la televisión, Bertín por su parte, no quiso acudir a ningún programa a contarlo, pero sí hacer ver cómo se sentía a través de Paloma García-Pelayo.

La verdadera razón de la enemistad entre ambos no era la imagen de la paella, sino lo que hizo después Arévalo. En el programa de «Viva la vida», la periodista aseguraba que Osborne le quería perdonar, pero que al verlo de nuevo en televisión contando la historia, decidió que no. «Hay cosas que no se pueden hacer. Es mi casa y un amigo no hace eso», trasmitía la periodista de parte de Osborne a la vez que aseguaraba que está muy dolido por la traición del que en algún momento fuera uno de sus amigos más íntimos.

Y añadía: «Fíjate, iba a llamarle para grabar una colaboración en un programa y cuando le vi el jueves otra vez en la tele, ahí ya dije que no». La periodista Paloma García-Pelayo cree que esto es la gota que ha colmado el vaso, y lo que ha hecho que Bertín ya no quiera llamar a su amigo.