Estilo - Gente

Un último show antes de volver a Oscar de la Renta

Fernando García y Laura Kim presentan su nueva colección para su firma Monse

Diseños presentados por Fernando García y Laura Kim
Diseños presentados por Fernando García y Laura Kim - MONSE

Hace unos días saltaban a la actualidad los nombres de la nueva pareja de creadores en los que la casa Oscar de la Renta va a confiar a partir de ahora sus colecciones, Fernando García y Laura Kim. Esta semana, han desfilado con éxito de nuevo con su propia marca, Monse, llamada así por la madre del dominicano de origen español.

Aunque se acaba de anunciar que Laura Kim y Fernando García serán los nuevos directores creativos de Oscar de la Renta, la pareja -profesional y sentimental- ha declarado que seguirá adelante con su propia marca, un proyecto que iniciaron tras su salida del equipo de diseño de De la Renta hace un par de años. Kim y García sirvieron de puente entre la época de Oscar de la Renta -con quien ambos trabajaron durante años- y la transición al -ahora despedido- Peter Copping. Conociendo como conocían al genial modisto dominicano nacionalizado estadounidense, les será fácil retomar un proyecto en el que estaban inmersos, en una marca donde gozaban de la confianza del máximo directivo.

Lo que no está tan claro es que cuando lleven la batuta en Oscar de la Renta, puedan dedicarse a fondo a su propia marca, Monse, por mucho que la madre coreana de Laura Kim les ayude con la costura y cocine noodles para todo el equipo o que la familia de García les preste financiación. El desfile de esta semana de Monse siguió la linea conductora de los previos. Abundaron las camisas y vestidos con un hombro bajado, un estilo con apariencia de «improvisado», prendas que asemejan pijamas y telas de popelín de camiseria clásica.

Las camisas masculinas sirvieron de inspiración para una larga serie de deliciosas blusas femeninas desestructuradas. Las faldas de raya diplomática en cortes peculiares y las chaquetas de esmoquin deconstruidas reinaron en la pasarela. Los contrastes de sedas con bordados de lentejuelas, parte de su éxito, se han vuelto a ver y las prendas más sofisticadas para la noche se centraban en el uso del tafetán y el moiré. Las claves de la marca son la elegancia aparentemente sin esfuerzo, las prendas desestructuradas y el cambio del protocolo habitual: «Nos hemos dado cuenta, de que para la noche basta con combinar una blusa», han declarado.

El elenco de fashionistas que les siguen -Sienna Miller, Amal Clooney o Sarah Jessica Parker, entre otras- encuentra ahora fácilmente las prendas de Monse en los mejores establecimientos del globo: Harvey Nichols, Bergdorf Goodman, Neiman Marcus, Ikram o Bloomingdales. El duo Kim García llevará a partir de ahora dos proyectos importantes, el propio y el ajeno, reservando para Monse su irreverencia, innovación e inconformismo y ofreciendo a Oscar de la Renta su tiempo, su constancia y el respeto al maestro. En la próxima edición de la pasarela de Nueva York, se podrán relatar las crónicas de un «asturianín» haciendo doblete en Nueva York.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios