Estilo - Gente

Toño Sanchís: «Llevo diez meses sintiéndome acosado»

A Belén Esteban las palabras de Toño le resbalan en muchos aspectos, salvo en lo que considera la madre del cordero, su dinero, que reclama por activa y por pasiva

Toño Sanchís en Madrid
Toño Sanchís en Madrid - USG

Desde hace diez meses Toño Sanchís y Belén Esteban mantienen una guerra que va mas allá de los juzgados. La conocida como «princesa del pueblo» montó en cólera el día que descubrió que sus ingresos no cuadraban con sus trabajos y que Hacienda le reclama unas cantidades que ella desconocía haber generado. Arropada por su pareja, decidió romper con el que había sido más que su representante durante los últimos nueve años, Toño Sanchís, y reclamarle primero por mensajes y después por vía judicial las cuentas que no cuadraban.

Del conflicto económico que sigue su curso judicial (Belén demandó a Sanchís y los abogados de este ya han contestado el escrito) se ha pasado a una guerra mediática en los platós y las revistas, cuyo último capítulo lo acaba de protagonizar la propia Belén tras permitir a su ex representante que se emitan unos whatsApp que mantuvo con uno de los hermanos de Esteban donde se desahogaba y no la dejaba en buen lugar.

«He tenido que hacer públicos estos mensajes porque tenía que defenderme. Llevo diez meses sintiéndome acosado personal y profesionalmente y lo que no pienso tolerar es que ataquen a mi familia. Se ha dicho que mi padre se inventó una enfermedad, que mi hermano es corrupto, que mi mujer había pedido ayuda para huir de nuestra casa con nuestros cuatro hijos, nos han puesto cámaras ocultas... He tenido que poner demandas porque me siento muy molesto», se justifica Sanchís.

Lo cierto es que del conflicto real, del dinero que le reclama Esteban, insiste en que está en manos de sus abogados. «En ese tema estoy tranquilo. No niego que siempre hay una preocupación porque estas cosas no te dejan indiferente pero yo no he hecho nada que Belén no me dijera», señala. Es muy llamativo que nada más comenzar a exigirle los papeles le entregara algo más de 300.000 euros en efectivo que, supuestamente, le había guardado por indicación suya. «Aunque suene extraño me da mucha pena ver a Belén hablar así, han sido muchos años juntos y una confianza enorme», dice.

Sin duda a Esteban las palabras de Toño le resbalan en muchos aspectos, salvo en lo que considera la madre del cordero, su dinero, que reclama por activa y por pasiva. «Cuando Belén volvió junto a su novio Miguel tras una ruptura, hubo unas condiciones y yo era uno de los perjudicados», añade el representante. Lo cierto es que hoy los asesores fiscales de la ex de Jesulín son personas de confianza de su pareja quien también ha decidido tomar cartas en el asunto y apoyar a su novia en todo. «Los documentos que Belén me pedía eran datos personales míos o de mis empresas, no les correspondía tenerlos. Se los daré a un juez si me los pide», se justifica ante la pregunta de por qué no han sido capaces de sentarse y estudiar todas esas facturas juntos.

Los que están cerca de Belén aseguran que Toño lo va a tener muy complicado ante el juez y va a tener que explicar qué ha hecho con los trabajos que no ingresaba a su representada y que algunos han calculado en cerca de medio millón de euros. «Estoy contento con la respuesta de mis abogados al escrito pero no tolero que se haga una guerra mediática con todo esto y salpique a mi familia», insiste Toño.

Llevan diez meses pero aún quedan muchos capítulos por vivir hasta que haya una respuesta a este conflicto. «De la noche a la mañana pasé de ser un héroe a un villano, así es Belén», comenta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios