Estilo - Gente

El surrelista viaje por tierra del yate «Aurora»

La lujosa embarcación, fabricada en aluminio, recorrió medio kilómetro de las calles de Viareggio (Lucca)

Un momento del traslado nocturno del súper yate
Un momento del traslado nocturno del súper yate - CNN
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en: Estilo Gente

Hay quien nada en oro, así que no resulta extraño que se permita el lujo de regalar a un hijo un súper yate de 49 metros de eslora, todo de aluminio y con un coste de 25 millones de euros. No todos los días se produce un regalo como este. Construido en Viareggio (Lucca) por la firma Rossinavi, líder internacional en el sector náutico, el primer y surrealista viaje del «Aurora» fue de 500 metros por las calles de la localidad toscana. Se hizo el pasado fin de semana de noche, en una plataforma especial y con el tráfico paralizado para evitar percances. Aún así, la impresionante nave chocó contra una farola.

Su contacto con las aguas del Mediterráneo se produjo más tarde, entre una explosión de globos tricolores. El «Aurora» hace honor a la famosa dársena de Viareggio, construida en 1819 por orden María Luisa de Borbón, duquesa de Lucca, iniciando la historia secular de los astilleros del municipio toscano, donde nacen los superyates para multimillonarios. De aquí salieron las embarcaciones de los diseñadores Giorgo Armani y de Dolce y Gabbana, así como de otros famosos que surcan los mares de medio mundo.

Propiedad de un millennial

En esta ocasión, sin embargo, no se ha dado a conocer el nombre del propietario. El diario «Il Tirreno» afirma que se trata de un joven de un país de la Unión Europea, que lo recibió de sus padres como regalo de cumpleaños. Algunas fuentes señalan a un comprador suizo. En cualquier caso, el regalo lo recibió un joven millennial, perteneciente a esa generación nacida en la prosperidad económica entre 1981 y 1995. Se rompe así una tradición, porque habitualmente los destinatarios de un yate de súper lujo como este son mayores. «En general, el cliente suele tener entre 55 y 70 años», manifestó a la CNN Federico Rossi, jefe de operaciones de Rossinavi. De todas formas, reconoce que el promedio de edad de los compradores se reduce cada vez más y en los próximos 20 años se podrían incluir otros clientes en la treintena. Obviamente, se tratará siempre de personajes millonarios: «Un súper yate es un lujo que se pueden permitir muy pocos. Baste pensar que para una embarcación de 50 metros de eslora es necesario una tripulación de unas diez personas», afirma Ennio Buonomo, consejero delegado de Codecasa, firma constructora de este tipo de barcos.

Es el caso del yate «Aurora». Su diseño deportivo se inspira en los coches de alta velocidad. Su interior será decorado ahora, una vez que la embarcación está en el agua. Podrá alojar a doce invitados en seis camarotes, con amplias ventanas que permiten las vistas panorámicas, y dos de ellos con balcones de 55 metros. Además, cuenta con un amplio garaje para «aparcar» lanchas, motos de agua, equipos de buceo y un submarino.

Sin duda, esta impresionante nave está destinada a satisfacer a un millennial caprichoso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios