Vídeo: Sara Carbonero nueva imagen del verano por CalzedoniaSara Carbonero - Gtres

El sueño de Sara Carbonero, condicionado por el futuro de Íker Casillas

La mujer del futbolista confiesa que escribir un libro le haría muy feliz

MadridActualizado:

Sara Carbonero sigue vinculada a la moda y volcada en su papel de madre pero sueña con escribir un libro. Algo que la haría «muy feliz» pero que, por el momento, debe posponer ya que está condicionada por el futuro profesional de Iker Casillas, a punto de finalizar su contrato con FC Porto, en Lisboa. «Mis proyectos profesionales, no están parados, pero no me puedo organizar mucho», admite Sara Carbonero a EFE, quien explica que «si algún día publico un libro quiero que sea digno de leer, algo serio», en alusión a su principal proyecto de futuro, que no puede hacer realidad por el momento porque todavía no sabe dónde estará «el año que viene».

Madre y mujer ejemplar

En declaraciones a la prensa, durante la presentación de una línea de bañadores de la marca Calzedonia, de la que es embajadora, Carbonero, contenta con su faceta de madre de dos niños y animada a ampliar la familia, recibe con agrado cualquier destino.

Lejos de casa desde hace unos tres años, la periodista no siente que haya distancia con la familia y amigos. «Es una lejanía relativa, porque mira dónde estoy, ahora en Madrid y esta noche voy a cenar en Oporto. Viene mucha gente a vernos, la mayoría de los fines de semana los tenemos ocupados, ya que tan solo una hora en avión facilita mucho el seguir viéndose», reconoce la empresaria.

Modelo

La presentadora se ha atrevido por primera vez a quitarse la ropa para lucir moda de baño, algo que, por una parte, le daba «pudor» pero, por otra, fue precisamente ese «miedo» el que la impulsó a probarlo y superarse a sí misma. «Para mi, no es cuestión de estar delgada o gorda, es cuestión de ser pudoroso o no, va con tu persona. Lo de desnudarte es algo muy personal, es posar para una cámara y no ir por la playa por tu cuenta, aquí te están enfocando todo el rato, a muy poca distancia» reconoce Carbonero.

Aunque la ex presentadora se declara defensora de la naturalidad en las sesiones de fotos, admite que cada marca tienen su forma de trabajar. «Yo he pedido que no me hagan ‘photoshop‘, ya no solo cuando me sacan el cuerpo, sino también la cara. No me gusta decir que no hay nada de photoshop porque luego el fotógrafo que entiende te saca algún retoque, pero se trata de trasmitir naturalidad».

Sobre su posible vuelta a la televisión, se lo toma con calma. «Cuando volvamos a España, que algún día volveremos, no me agobia pensar que no volveré a hacer lo mismo que hacía antes, si no es en la tele no pasa nada. Hay muchas cosas y hay tiempo para todo. Ahora también estoy disfrutando. Ya pensaré que hacer cuando vuelva», concluye.