Un sótano con piscina de la zona de Cheyne Place, en Chelsea
Un sótano con piscina de la zona de Cheyne Place, en Chelsea - James Baily/Barnes Private Office

El secreto que ocultan los ricos londinenses en el subsuelo de sus hogares

El estudio «Mapping Subterranean London» ha revelado cientos de sótanos dotados de cines privados, gimnasios y de incluso una playa particular

MadridActualizado:

Pensar en las profundidades, en algo subterráneo es sinónimo de pensar en algo oscuro, terrorífico. Sin embargo, los londinenses adinerados tienen un plan alternativo para darle color a sus sótanos. Cines privados, piscinas e incluso una playa son algunos de los entretenimientos que dan utilidad al subsuelo de sus hogares.

El estudio «Mapping Subterranean London» (Dibujando el subsuelo de Londres: la geografía escondida en los sótanos de los barrios residenciales) ha diseñado un mapa que revela los sótanos más lujosos de las zonas de Kensington y Chelsea, Westminster, Hammersmith y Fulham, Haringey, Camden, Islington and Wandsworth.

Un sótano convertido en cine en la zona de Russell Gardens, Kensington
Un sótano convertido en cine en la zona de Russell Gardens, Kensington - Hogarth Architects

Casi 1.000 gimnasios, 376 piscinas, 456 cines, 381 bodegas de vino y 115 hogares que usan la planta inferior para tener una segunda vivienda. Los datos, recabados por el equipo de investigación de la Universidad de Newcastle, identificaron dos sótanos con más de una piscina, entre los que destacaba un subsuelo con una playa artificial.

Los investigadores no saben cuántos de los sótanos que ellos encontraron han sido construidos o están en proceso, ya que la ley actual permite a los propietarios que hagan reformas hasta tres años después de conseguir los permisos de la casa, sin fecha límite para finalizar la obra. Sin embargo, se cree que la mayoría de los proyectos ya están acabados.

Un sótano con una sauna en Notting Hill
Un sótano con una sauna en Notting Hill - Sarah Lee

Otras de las instalaciones que se contemplan en la investigación incluyen 340 zonas recreativas y de juegos, 242 salas de spa y saunas y 63 garajes con la única finalidad de aparcar su vehículo, salvo uno de ellos que tiene un museo de coches.

Una amplia variedad que abre un abanico de posibilidades para todos aquellos que dispongan de un sótano y nunca hayan pensado en una alternativa para ese oscuro y triste subterráneo.