GTRES

El repentino amor de Chabelita y Alejandro Albalá

La pareja ha decidido no divorciarse y darse una nueva oportunidad

MADRIDActualizado:

Su historia de amor está llena de altibajos. Pese a que Isa Pantoja y Alejandro Albalá se casaron a escondidas y hasta hace solo unas semanas pretendían divorciarse, lo cierto es que ambos ahora están muy felices y en su mejor momento. Los problemas que les rodean no parecen afectarles en absoluto.

La pareja acaba celebran su primer aniversario de boda juntos, disfrutando de un día muy especial en Sevilla en el que no faltaron besos, arrumacos y multitud de gestos de cariño. La hija de Isabel Pantoja ha decidido seguir adelante con su historia de amor con Alejandro pese a las duras declaraciones que recientemente ha hecho su suegra, Paz Guerra, sobre ella.

Ambos celebraron una sencilla ceremonia en una playa cercana al hotel de lujo donde se alojaban en Cancún. Fue hace un año, el 23 de junio, cuando se produjo dicho enlace. Ningún miembro del clan Pantoja ni de la familia de Alejandro estuvo presente en la boda, solo cuatro testigos dieron fe de la unión de ambos jóvenes.

Al darse el «sí, quiero» en México, la unión no se hizo efectiva en nuestro país. A los pocos meses decidieron separarse, algo que por las imágenes que han aparecido de la pareja parece que no se va a producir. Ahora, felices y enamorados, están estudiando la posibilidad de paralizar la demanda de divorcio admitida a trámite por el juez, según fuentes cercanas a su entorno más íntimo.

Durante el día de su aniversario, acudieron a una tienda de tatuajes. Alejandro estuvo muy pendiente de su mujer a la que agarraba cariñosamente del cuello. A la salida de la tienda, Isa y Alejandro se fundieron en un apasionado beso. Isa se tatuó «made by heaven» (hecho por el cielo).