Manvendra Singh Gohil
Manvendra Singh Gohil - Facebook

El primer príncipe gay de la India lucha para reformar la ley anti-LGTB de su país

Manvendra Singh Gohil pretende abrir en su palacio un centro comunitario de ayuda para estas personas

MadridActualizado:

Manvendra Singh Gohil «salió del armario» en 2006 y desde ese momento ha luchado por los derechos de la comunidad LGTB, tanto es así que recientemente anunció su intención de abrir en su palacio un centro comunitario de ayuda para estas personas.

Recordemos que la ley india actualmente criminaliza las relaciones entre miembros del mismo sexo, pero el Tribunal Supremo de la India ordenó una revisión de la legislación a principios de este año. En una entrevista, Gohil dijo que aunque el cambio social había sido lento, «las cosas estaban mejorando para los jóvenes homosexuales, lesbianas y transexuales en la India», asegurando que desde que él se proclamó abiertamente gay hubo muchos padres que aceptaron a sus hijos homosexuales. « Ahora los medios también comienzan a informar historias positivas, y eso es algo muy bueno. Cuánto más apoyo recibamos de la sociedad más nos ayudarán a ganar nuestros derechos en la India».

La noticia de la homosexualidad del príncipe Gohil en la India hace 11 años provocó una reacción violenta de los medios derivada en represalias públicas. «Mi reino se rebeló y quemaron mis estatuas y retratos, y protestaron contra ‘mi salida’», dijo. «Pedían que me despojase de mi título, que no se me permitiese asistir a ningún acto público y que fuese boicoteado socialmente», confesó. «Mis padres recibieron avisos públicos diciendo que les gustaría desconectarme públicamente de la familia real y desheredarme de la propiedad ancestral». Más de una década después de su salida, Gohil confesó que por fin había solucionado la relación con su padre, que originalmente lo había desautorizado públicamente. Durante el lanzamiento de su proyecto, el rey mostró su apoyo y estuvo presente durante la colocación de la primera piedra. «(Mis padres) se dieron cuenta de su error y la idea de desheredar y desautorizar no funcionó porque en realidad lo estaban haciendo bajo presión», dijo. «Fue la sociedad conservadora de la India la que les presionó para dar este paso. Diez años después me pidieron perdón por lo que me hicieron».

A pesar de todo lo que sufrió los primeros años, Manvendra Singh Gohil no culpa al pueblo indio por su falta de comprensión y considera que su misión es informarles y luchar por los derechos de los homosexuales en su país: «Y es solo entonces cuando comenzarán a aceptarnos y a entender nuestros problemas».

El centro comunitario que planea abrir en su palacio, tiene como objetivo proporcionar servicios clínicos, así como apoyo financiero para que los jóvenes LGBT sean independientes de sus familias. También ofrecerá seminarios gratuitos sobre sexo seguro a jóvenes gays y lesbianas de todo el país.