El príncipe Harry y Meghan Markle
El príncipe Harry y Meghan Markle - EFE

Las polémicas que rodean la lista de invitados a la boda del príncipe Harry y Meghan Markle

Una fuente cercana a la familia dijo que si bien había dudas sobre si Sarah Ferguson, la ex esposa del duque de York, sería invitada a la boda, definitivamente sí asistirá al evento el 19 de mayo en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor

MadridActualizado:

Según los medios británicos, la lista de invitados a la boda real está casi terminada, y las invitaciones del príncipe Harry y Meghan Markle se cerrarán pronto. «Us Weekly» afirma que los planes de la boda ya están en marcha y la pareja enviará las invitaciones durante la primera semana de marzo.

Una fuente cercana a la familia dijo que si bien había dudas sobre si Sarah Ferguson, la ex esposa del duque de York, sería invitada a la boda, definitivamente sí asistirá al evento el 19 de mayo en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

El matrimonio tuvo dos hijas: la princesa Beatrice y la princesa Eugenie antes de divorciarse en 1996, lo que significa que Ferguson técnicamente ya no es miembro de la familia real. Sin embargo, el Príncipe Harry siempre ha estado muy unido a sus dos primas, por lo que la fuente le dijo a «Us Weekly» que Harry y Meghan no tenían dudas de que debería ser invitada. Sin embargo, no fue invitada a la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton en 2011, razón por la cual algunos se preguntaban cuáles eran los planes para este nuevo enlace real. «Harry y Meghan tienen el control total de quién va a la boda y nunca hubo un problema en el palacio sobre la invitación de Sarah. Ningún rechazo de nadie».

Ferguson confesó en 2011 durante una entrevista en el programa «The Oprah Winfrey» que se sentía herida por no haber sido invitada a la boda, por lo que se fue de vacaciones. «No fui invitada así que elegí ir a Tailandia, a un lugar llamado Camelia. Fue muy difícil, porque la última novia en ese pasillo era yo». Según los periódicos británicos, no fue invitada a la boda de los duques de Cambridge porque trató de vender información de la familia real a un periodista y creó un gran escándalo a su alrededor. Los duques de York han sido incluidos y excluidos de los eventos de la familia real a lo largo de los años. A pesar de que el príncipe Andrew y Sarah Ferguson se divorciaron 1996, Ferguson todavía ostenta el título de Duquesa de York y aún viven juntos, según asegura «The Sun».

Y parece que la boda del Príncipe Harry y Markle no será la única a la que Ferguson asistirá este año. Solo dos meses después de que la pareja revelara su compromiso, la Princesa Eugenie anunció que también caminará hacia el altar tan solo unos meses después de las nupcias de su primo.

Está por ver que Barack y Michelle Obama sean finalmente incluidos; o el mismísimo Donald Trump, dado que Meghan Markle, y con permiso de Wallis Simpson, será la primera estadounidense en entrar por la puerta grande en la Familia Real británica.

Más allá de familiares, políticos, miembros de la realeza y amistades, el novio quiere que estén presentes los militares con los que compartió campaña en Afganistán; la novia, por su parte, no renuncia que se sumen algunos compañeros de la serie «Suits», así como su pandilla de Los Ángeles, en la que se encuentra la tenista Serena Williams. Además, dos oportunistas sobrinos Thomas y Tyler Markle, hijos del hermanastro de Meghan y a los que esta no ve desde que eran unos críos, se están postulando en los medios norteamericanos para que se les incluya en la nómina de convidados.

Lo que sí parece definitivo es que los novios no quieren regalos, sino dinero, que reinvertirán en obras de caridad. Y en cuanto al enlace de Eugenia de York, los gastos del alcohol que se sirva en el banquete y posterior cena correrán a cargo de su prometido, un diestro empresario de la noche londinense.