Cacho Castaña
Cacho Castaña

Polémicas palabras del cantante Cacho Castaña: «Si la violación es inevitable, relájate y goza»

El artista argentino hizo unas graves declaraciones sobre la violencia sexual machista

MADRIDActualizado:

Quizá si el cantante argentino Humberto Vicente Castagna, más conocido como Cacho Castaña, se hubiera pensado dos veces las graves e indignantes declaraciones que hizo el programa Involucrados sobre un tema tan delicado como la violencia sexual machista, puede que se hubiese tragado sus palabras.

«Pienso que todas las mujeres pueden hacer de su cuerpo lo que quieran, como quieran, andá a saber qué piensan las mujeres. Hace años los poetas queremos saber qué tienen en la cabeza y nunca lo supimos, hagan lo que quieran, relájense… Si la violación es inevitable, relájate y goza. Es fuerte, es un refrán viejo que remite a muchas cosas», dijo el artista. Ante el desconcierto de los presentes, Castaña intentó recular asegurando de que se trata de un «viejo refrán que habla de muchas cosas, no solamente de la violación». Y añadía: «Yo trato de ponerle humor a lo que es tan complicado».

Pese a su intento de disculpa, y no es de extrañar, sus declaraciones han indignado a Argentina. Al cantante le han llovido las críticas e, incluso, a raíz de estas graves palabras, la también cantante Vicky Buchino le ha acusado de intentar abusar de ella. A través de una publicación en Facebook relata cómo fue su supuesta terrible experiencia con el afamado artista.

«Comenzaste a decirme que yo te volvía loco, que mi piel, mi boca y blah blah. Pero no te conformaste con eso, comenzaste a masturbarte. En mi 'face', mientras hablabas de mis atributos», relata en la misiva. Se supone que Castaña iba a ayudar a Buchino a comenzar en el mundo de la música.

En la carta asegura que lo superó gracias a la terapia y a entender que Castaña era un pobre tipo. Fin. «No hables más, Cacho Castaña. No nos nombres más (a las mujeres, digo). Ya sabemos de tus hazañas; del 'baúl' de Mar del Plata. Y de todas tus historias con medio ambiente artístico. Pero ya fue. No hables más de las mujeres», finalizaba.