Estilo - Gente

Polémica por el alto coste de las vacaciones de Pascua del matrimonio Trump

Se estima que la familia presidencial se gastó la escalofriante cifra de 200.000 dólares solo en vuelos para disfrutar de dos días en Mar-a-Lago

Donald y Melania Trump desciendendo de un avión del gobierno
Donald y Melania Trump desciendendo de un avión del gobierno - Gtres
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo Gente

Desde la investidura de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, cada actividad tanto de él como de su familia están controladas al milímetro, especialmente el gasto que su estilo de vida les cuesta a los contribuyentes.

El pasado jueves, Melania Trump voló hasta Mar-a-Lago, un inmueble patrimonial declarado Hito Histórico Nacional, ubicado en Palm Beach, Florida, para reunirse con su esposo durante las vacaciones de Pascua. La primera dama aterrizó en el aeropuerto de West Palm Beach a bordo de un avión militar del gobierno, pocos minutos antes de que el avión privado del presidente aterrizase en el mismo lugar. El viaje se realizó por separado por motivos de seguridad, los gastos del avión del presidente habrían ascendido a la misma cantidad de dinero, por lo que se estima que la familia Trump se gastó la escalofriante cifra de 200.000 dólares solo en vuelos, para disfrutar de dos días de vacaciones.

Happy Easter!

Una publicación compartida de First Lady Melania Trump (@flotus) el

El portal web istrumpatmaralago.org calculó cuánto dinero se desembolsó la familia presidencial durante sus vacaciones. El precio por hora de utilización del avión ronda los 16.000 dólares. Se calcula que el viaje en total costó unos 100.000 dólares, una cifra superior al sueldo medio en Estados Unidos. El tabloide estima que la familia Trump ha derrochado unos 25 millones de dólares en viajes desde su llegada al poder y se queja alegando que ese dinero podría haberse destinado a otros fines sociales como la financiación de la educación pública «en vez de proponer recortes presupuestarios drásticos en la educación superior», explicó el medio citado. «También puede haber formas de reducir costos. No está claro por qué la primera dama tuvo que viajar junto a su hijo Barron en un avión tan grande», alegó asegurando que el servicio secreto que les acompañaba no era tan amplio como para utilizar ese avión.

Ante las continuas quejas, Tom Fitton, activista americano, presentó una demanda para acceder a los documentos en los que se registraban los costes de los viajes realizados por Obama. Según asegura, Obama gastó más dinero viajando en el Air Force One para «recorrer todos los campos de golf de Estados Unidos».

No solo sus vacaciones han sido motivo de polémica, también los continuos viajes de Melania Trump de Nueva York a Washington han dado qué hablar. Sus desplazamientos implican miles de dólares que son costeados por las arcas públicas. «Ella se queda en Nueva York para estar cerca de su hijo. ¿Debería castigarse a la familia Trump por querer pasar las vacaciones de Pascua en familia?», defendió Fitton.

«Esto es solo un ejemplo de sus constantes esfuerzos por explotar un cargo público para beneficio privado», explicó Steve Schooner, profesor en la universidad de derecho George Washington durante una entrevista para el canal de noticias NBC News. «Está usando su despacho oficial para promover sus empresas».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios