Estilo - Gente

Plácido Domingo, a los políticos: «Hay que pensar en España»

El genio de la ópera recibe el homenaje de la Hispanic Society de Nueva York y pide «responsabilidad» ante el bloqueo institucional

Plácido Domingo junto a su mujer y otra invitada
Plácido Domingo junto a su mujer y otra invitada -  Caroline Conejero

Plácido Domingo estremece subido a un escenario, pero además es un gestor soberbio en los despachos. No ha dejado de cantar ni de dirigir orquestas, y en su faceta directiva ha impulsado a grandes casas de ópera como la de Washington o la de Los Ángeles. Este mismo miércoles renovó su compromiso como director general de la ópera californiana hasta 2022. El jueves, en Nueva York, donde recibía el homenaje de la Hispanic Society, tenía un recado para la clase política española, una orquesta que nadie parece capaz de afinar: «Hay mucha responsabilidad de todos los partidos, lo que hace falta es pensar en España».

El genio mundial de la ópera confió en que «tengamos un Gobierno ya» y se despachó sin tapujos sobre la situación política en España. Del Partido Popular dijo que «estos años lo ha hecho muy bien»; de Pedro Sánchez, que «tenía fuerza, pero su propio partido se la ha quitado»; y de Albert Rivera, que «desde luego, es presidenciable». «Si la abstención nos da un Gobierno, creo que se debe hacer», dijo sobre la posibilidad de que el PSOE adopte esa postura. «Esperemos que en estos días se solucione todo».

Domingo no se separó en toda la noche de su mujer, Marta, a quien denominó «la gran fuerza» que ha impulsado su carrera artística. La gala se celebró en el Metropolitan Club, un imponente edificio en el Upper East Side, al que Central Park separa de la Metropolitan Opera, donde el tenor debutó hace más de cinco décadas. «Es una ciudad mágica», dijo sobre Nueva York, donde, como en el resto de EE.UU., el español es idolatrado.

Junto a Domingo, fueron también homenajeados por su contribución a las artes y a la cultura hispánica James Costos, embajador de EE.UU. en España; su marido, el diseñador Michael Smith; y el banquero y coleccionista mexicano Álvaro Conde Díaz-Rubín.

Diplomacia cultural

Costos reivindicó la importancia de la «diplomacia cultural» en el fortalecimiento de las relaciones entre EE.UU. y España. Sobre la incertidumbre política que se vive en ambos países, el embajador aseguró que los lazos «son fuertes y lo seguirán siendo cuando nosotros tengamos un nuevo presidente y cuando España forme su nuevo Gobierno». La entrada de una nueva administración significará el adiós de Costos y Smith a la embajada en la calle Serrano. «Voy a echar mucho de menos Madrid, soy un madrileño de corazón», dijo Smith, quien aseguró que su estancia en la capital española le ha permitido descubrir pequeñas joyas que no conocía, como el Museo Sorolla.

Costos y Smith mostraron mucha cercanía con la actriz Sarah Jessica Parker y su marido Matthew Broderick, dos de los invitados a la gala. «Es un honor venir a celebrar al embajador Costos, se lo merece», dijo la actriz. Entre los invitados también se vio al embajador de España en EE.UU., Ramón Gil-Casares; al embajador en Naciones Unidas, Ramón Oyarzun; al cónsul en Nueva York, Rafael Conde de Saro; y a personalidades como José Manuel Entrecanales, Silvia Gómez Cuétara o Marta Sánchez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios