GTRES

El pasado de Michael Fassbender acaba con su imagen de «chico perfecto»

El actor no tenía ningún escándalo en su vida privada que perjudicase su carrera en Hollywood. Pero un tuit ha recuperado la historia de denuncias y malos tratos que vivió antes de convertirse en el chico de moda

MADRIDActualizado:

Michel Fassbender se ha convertido en uno de los actores más solicitados de Hollywood. En plena ola de acusaciones por abusos sexuales, acoso o maltrato a las mujeres, Fassbender ha pasado de perfil por la polémica. Lo último que se ha sabido de su vida privada, después de su boda secreta en Ibiza con la actriz Alicia Vikander, han sido las dulces palabras de su esposa en «Vogue»: «No podría estar más feliz».

Pero siempre hasta en el cielo más azul siempre aparece una nube. En esta ocasión, la nube tiene forma de tuit, y viene cargada con una fuerte tormenta mediática. La que se ha desatado después de que un usuario de Twitter recordase las denuncias por violencia de género de su ex pareja, Sunawin Andrews.

En el año 2010, dos años antes de que Fassbender diera vida a Magneto en la saga «X-Men», su por entonces novia le denunció por maltrato. Un hecho que pasó desapercibido entonces para los medios, ayudando en esa imagen de «chico bueno» del actor.

Fassbender junto a su actual esposa, Alicia Vikander
Fassbender junto a su actual esposa, Alicia Vikander

La denuncia llegó después de su papel en «Malditos Bastardos», y Fassbender nunca ha hecho mención en público a las acusaciones de su ex. Si lo hizo su madre, Adele, quien aseguró a «Daily Mail» que «cualquiera que conozca a Michael sabe que es todo una mentira». Pero, ¿de qué le acusó Andrews exactamente?

La modelo y actriz solicitó una orden de alejamiento contra el actor, además del pago de 24.000 dólares en facturas médicas tras sufrir diversas heridas por los golpes recibidos, según documentos publicados por «The Daily Beast». Andrews relata diversas ocasiones en las que el actor perdió la compostura. «Estábamos cenando y un ex novio mío se acercó a saludarme. Michael se puso furioso, comenzó a gritarme de vuelta a casa y conducía a gran velocidad. Cuando llegamos a casa, me sacó a rastras del coche», relató entonces. Unos hechos que, según un parte médico, se saldó con un tobillo torcido y una rotura de nariz.

La noche de hotel

Pero hubo más episodios violentos entre Andrews y Fassbender. La actriz detalla cómo, tras un festival de cine, y mientras ella descansaba en la habitación del hotel, el actor llegó junto a otro amigo «borrachos, e intentaron meterse conmigo en la cama». La modelo optó por pedir otra habitación «para poder dormir».

«A la mañana siguiente fui a despertarle porque tenía una conferencia. Se despertó enfadado y me arrojó una silla», alegó Andrews en su denuncia.

Según los documentos, el juez denegó a Fassbender el derecho a volver al hogar de la pareja, que según Andrews fue arrendado a su nombre ya que «Michael pasa mucho tiempo fuera de Estados Unidos por motivos de trabajo».

Todo quedó ahí. No hubo juicio, no hubo más denuncias, Fassbender saltó a la fama tras su papel en X-Men y el resto es historia. Como su relación con Andrews, de la que no queda rastro ni en su página de Wikipedia.