Óscar Lozano posa para ABC en su nuevo local Artys
Óscar Lozano posa para ABC en su nuevo local Artys - MAYA BALANYA

Óscar Lozano: «Belén está hundida y yo estoy en estado de shock»

El que fuera novio de Belén Esteban habla en exclusiva para ABC sobre la profunda crisis de su ex

MADRIDActualizado:

Corría el 2000 cuando conocimos la relación sentimental entre el empresario Óscar Lozano y Belén Esteban. Su amor no duró más que un año y medio. Tras la ruptura, Lozano confesó que las discusiones con Belén eran habituales, que la «princesa del pueblo» desconfiaba y que no llevaba bien que él trabajara en el mundo de la noche.

Pese a aquellos desencuentros, con el paso del tiempo ambos han demostrado que su ruptura amorosa no supuso el final de su amistad, sino más bien lo contrario: se ha mantenido y estrechado a lo largo de los años. Por ello, no resulta extraño que Óscar Lozano defienda a Belén Esteban, en uno de los momentos más difíciles para su ex. «Belén está completamente hundida, pero esto no le ha pillado por sorpresa. Es algo que ha estado sufriendo en silencio durante mucho tiempo», cuenta a ABC.

El pasado martes, la propia Esteban contaba ante las cámaras de «Sálvame» que la relación con su hasta ahora representante y mano derecha, Toño Sanchís, había cambiado mucho. Y no se trataba de un distanciamiento, sino de una ruptura personal y profesional. El motivo de su alejamiento es un auténtico bombazo: Toño habría sustraído un millón de euros a Belén y habría filtrado a ciertos medios asuntos muy privados de la ex de Jesulín de Ubrique. Un fraude y una deslealtad imperdonables. «Llevo cuatro meses callada y no me voy a pronunciar. Me gustaría hacerlo, pero estoy atada de pies y manos», explicó Belén ante las cámaras de televisión.

La llamada de un amigo

Óscar Lozano ahora confiesa estar en impactado por la manera en la que se ha hecho público el asunto. «Desde mi regreso de Santo Domingo (donde tiene negocios) he estado inmerso en mi nuevo proyecto, Artys (su nuevo local de ocio nocturno), y no he podido estar pendiente de nada más. Pero un amigo común de Belén y mío, que trabaja en comunicación, me llamó hace unas semanas para contarme lo que estaba sucediendo. Enseguida llamé a Belén para darle todo mi apoyo. Aunque tenía una idea de lo que estaba pasando, impresiona verlo en los medios. Para mí ha supuesto un shock y aún me dura».

El empresario confirma que mantiene muy buena comunicación con la colaboradora televisiva –«hablo mucho con ella y nos preocupamos mutuamente el uno por el otro», explica– y agradece a Miguel, el actual novio de Belén, que permanezca a su lado. Según Lozano, Miguel fue quien puso alerta a la del barrio de San Blas: «Miguel ha sido quien vio lo que estaba ocurriendo y la puso al día. Desde el principio notó que había cosas raras y no dudó en contárselo a Belén», explica Lozano.

Tras estallar el caso, no han dejado de salir informaciones en torno al supuesto fraude y las supuestas malas prácticas de Toño Sanchís. Un día después de que Belén destapara el asunto, se emitió un comunicado de los nuevos gestores que llevan las cuentas de la «princesa del pueblo»: «A raíz de tener que realizar un primer pago importante a la Agencia Tributaria como consecuencia de una inspección de Hacienda, Belén se da cuenta de que no tiene la liquidez que ella pensaba que tenía. (...) Toño Sanchís primero dijo que no tenía dinero de Belén, después que le debía unos 50.000 euros y desde el 6 de octubre hasta el 23 de noviembre de 2015 le ha pagado 339.117.20 euros de facturas pendientes de cobrar desde 2010 hasta la fecha», rezaba dicho comunicado. Se añade que la colaboradora tan sólo habría cobrado cinco galas de quince abonadas por su aparición en el concurso «¡Mira Quien Baila!», en Telecinco, en el que resultó ganadora.

Óscar Lozano se muestra indignado y tajante en cuanto a la gestión de Toño Sanchís: «Está claro que, como dicen, por dinero se hace cualquier cosa. Eso es lo que le ha pasado a Toño, porque, de otro modo, no me lo explico. Eran como una familia. Él siempre se ha interesado por Belén, la ha cuidado como nadie –o eso parecía–, ha estado junto a ella en sus momentos más bajos. Ella le entregó todo, desde lo más privado y familiar a lo laboral. Incluso, tenía sus claves del banco. Él gestionaba todo. Es demoledor ver lo que está saliendo a la luz», cuenta. Y añade: «Yo con Toño siempre he tenido una relación personal y profesional formidable, eso es lo que lo hace que todo resulte más duro e increíble. Que le haga esto a Belén, con su carrera y con todos los representados que tiene, es tan increíble como extraño», asegura Oscar.

«Ella es auténtica»

Para los que critican a Belén Esteban por confiar plenamente en su representante, Lozano también tiene palabras: «Belén no es una ignorante. Peca de ser confiada por lo buena persona que es. Eso mismo es lo que me llenó de ella: es una mujer con carácter y personalidad, muy sensible. Auténtica, tanto para lo bueno como para lo malo. Y eso te gusta o no te gusta, pero de tonta no tiene un pelo. Aunque ahora esté todo tan turbio, yo no tengo ninguna duda de que Belén saldrá de esta y de todo lo que se le ponga por delante, porque esta preparada para lo bueno y para lo malo. Le deseo, con todo el cariño y amor que la tengo, que le vaya muy bien. Y sabe que tiene todo mi apoyo», sentencia el empresario.