Ana Obregón
Ana Obregón - EFE

Ana Obregón recuerda al amor de su vida en el aniversario de su muerte: «No tuvimos tiempo»

De todos los hombres que han pasado por su vida, su gran amor, no cabe duda, fue el baloncestista Fernando Martín, al que conoció cuando trabajaba en Hollywood

MadridActualizado:

Han sido numerosos los hombres que han pasado por la vida de Ana Obregón. Futbolistas, toreros, modelos, actores, cantantes e incluso algún rico heredero o un príncipe. De todos ellos, su gran amor, no cabe duda, fue el baloncestista Fernando Martín, al que conoció cuando trabajaba en Hollywood. Tras dos años de amor su relación, se truncaba cuando Fernando fallecía en 1989 en un accidente de tráfico. Aunque hace tres años la actriz reconocía haber acudido a la famosa médium Anne Germain para comunicarse con su amado, con el que intercambió palabras de amor y afirmaciones sobre un supuesto hijo de ambos que causaron un desconcierto general.

Este domingo se cumplieron 28 años de la trágica muerte del jugador de baloncesto. La colisión segó la vida de un jugador cuya leyenda, del todo inolvidable, podría haberse agrandado ya que aún estaba en los mejores años de su carrera. Tenía 27 años, una temporada de experiencia en NBA, y con su juego el Real Madrid era dominante en todas las canchas de España.

La actriz, su pareja en ese momento, sufrió mucho con su partida. Ana Obregón siempre ha dicho que Fernando Martín ha sido el gran amor de su vida y desde aquel terrible 3 de diciembre de 1989, Ana Obregón ha querido recordar el aniversario de su muerte compartiendo un emotivo mensaje a través de sus redes sociales. Este año la intérprete ha compartido una imagen en la que aparece junto al jugador y su sobrina. «Hoy hace 28 años que nos dejaste. 28 años sin ti. 28 años echándote de menos. Viendo esta foto después de tanto tiempo parecemos una familia feliz, pero la niña es mi sobrina @amaliaaresu. Nosotros no tuvimos tiempo, Fernando. #fernandomartin#grande #legend #realmadrid#realmadridbasket #amor #eterno#eterno10», son las palabras con las que ha querido recordarle.

No hay duda de que si hay un gremio por el que Ana parece tener predilección, es el de los deportistas. A su eterno amor Fernando Martín, hay que añadir la seria relación que mantuvo con el futbolista croata Davor Súker, cuando en 1997 este jugaba en las filas del Real Madrid. La relación que mantuvieron era tan estable que se llegaron a plantear pasar por la vicaría, plan que se vería truncado cuando el croata fichó por un equipo inglés y abandonó España. El mismísimo David Beckham (38), según cuenta Ana en su libro «Así soy yo», durmió una noche en paños menores al lado de la reina de los posados veraniegos, sin llegar a más porque él es un hombre casado y fiel a su mujer, la ex Spice Girl Victoria Beckham (39). Otro inglés, el apuesto futbolista Darius Henderson (32), tampoco pudo resistirse a los encantos de «la Fantástica», a quien conoció en Ibiza y con quien compartió «algo muy bonito».