Malia Obama y su padre, tras aterrizar en Los Ángeles el pasado mes de abril
Malia Obama y su padre, tras aterrizar en Los Ángeles el pasado mes de abril - REUTERS

Obama confiesa que lloró al dejar a su hija Malia en la universidad

El expresidente de Estados Unidos aclaró que intentó que no se notara su emoción en ese momento

Actualizado:

«Una cirugía a corazón abierto». Con esas palabras definió el expresidente de Estados Unidos Barack Obama la sensación que tuvo al dejar a su hija Malia en la universidad.

En el marco de la invitación de la Fundación de golf y tenis «Beau Biden» en el Wilmington Country Club de Delaware, el exmandatario aseguró que se emocionó mucho al acompañar a su hija a Harvard en agosto junto a su mujer, Michelle Obama.

Por otro lado, Obama aseguró estar «orgulloso por no haber llorado en frente de su hija», a la vez que afirmó que «al regresar, los Servicios Secretos me observaban y simulaban no escuchar mi llanto».

La joven hija del expresidente
La joven hija del expresidente- GTRES

El pasado mes de junio, Malia egresó en Washington de una escuela privada y luego se tomó un año sabático antes de comenzar las clases en Harvard.

«Al final de nuestra vida, las cosas que recordaremos son las alegrías que nuestros hijos nos dan», aseguró Obama, reflexivo.