Top

Estilo - Gente

Las mujeres que Bob Dylan ocultaba entre las letras de sus canciones

Pese a que Sara Dylan siempre ha sido reconocida como «el gran amor de Bob Dylan» no fue la única que ocupó su corazón. Entre las letras de sus canciones se pueden encontrar otras mujeres que entraron y salieron de su vida

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
Navegue usando los números

«From the north country»

Brigitte Bardot- Pinterest

Una de sus primeras canciones, a principios de los 60, en la que Dylan hacía referencia a una muchacha de la que estuvo enamorado cuando tan solo tenía 16 años y estaba todavía en el instituto.

Una chica rubia, de origen nórdico, que probablemente fuera ella a la que se refería cuando Dylan decía que escribía canciones a la mismísima Brigitte Bardot. Le dedicó esta canción a su amor de juventud y especificó que la canción iba dirigida a una chica de un país nórdico.

«Boots Of Spanish Leather»

Portada del álbum «Freewheelin- Pinterest

La canción dedicada a Susy Rotolo, su primera relación seria y pública a principios de los años 60. Rotolo se convierte en novia formal de Bob Dylan y, como consecuencia, es la afortunada que aparece abrazada al cantante por las calles de Nueva York en la portada del álbum «Freewheelin».

La relación con Susy no fue muy estable. Finalmente ella le dejó alegando que el cantante era frio, pesimista y poco fiel.

«Visions Of Johanna»

Joan Baez- Pinterest

Fue un tema que Dylan escribió para Joan Baez, con la que tuvo una larga e intensa relación, pero no solo una relación sentimental, sino también profesional, puesto que eran compañeros de trabajo. Joan Baez destacó por su voz soprano, más propia de un estilo menos popular que el folk. Cuando Dylan se enamoró de Baez, esta ya era famosa en la industria musical, hasta tal punto que fue ella la que le introdujo en los ambientes musicales y le llevó de gira como estrella invitada. Aunque Dylan terminó por robarle el protagonismo, de no ser por ella, hubiese tardado muchos más años en saltar a la fama.

En esta canción aparece no solo Joan Baez, sino también sea Susy Rotolo y Edie Sedgwick, la mujer que le inspiró en algunas de sus mejores canciones.

«Leopard-Skin Pill-Box Hat» y «Like a Rolling Stone»

Edie Sedgwick- Pinterest

Una canción que quiere decir «sombrerito de pastilla hecho de piel de leopardo». Los sombreritos de pastilla eran como un sombrero con forma de casquete que solía llevar en numerosas ocasiones Jacqueline Kennedy y que estuviese hecho de piel de leopardo era una excentricidad de la época.

Estas y otras canciones fueron inspiradas por Edie Sedgwick, quientuvo una vida muy complicada. Perteneciente a una familia adinerada, al llegar a la mayoría de edad fue inscrita como debutante en el Registro Social. Era una jovencita guapa, elegante y refinada, podría haber tenido un matrimonio de éxito y una vida llena de lujos, sin embargo, Edie no eligió ese camino.

Edie se adentró en el mundo de la Factoría de Warhol. Un local donde se escuchaba música de Puccini acompañado por la droga y el sexo, se convirtió en el juguete de Warhol y compañía.

Cuando conoció a Dylan, este la veía con una mezcla entre compasión y odio. A ella le dedicó una de las canciones más famosas del músico «Like a Rolling Stone».

«Sad-Eyed Lady Of The Lowlands»

La familia Dylan- Pinterest

Muchas son las canciones que el cantante dedicó a su mujer, Shirley Marlin Nozinsk, Sara Dylan, una vez estuvo casada con Bob Dylan. La pareja celebró su enlace en el año 1965 y permanecieron juntos durante doce años.

Sara concibió a cuatro de los hijos de Dylan. El cantante le ha dedicado docenas de canciones a lo largo de su vida, canciones de amor, de desamor, de ruptura y de añoranza, entre las que se encuentran «Sad-Eyed Lady Of The Lowlands», la canción más larga que grabó Dylan en su carrera.

Sara siempre ha sido el gran amor de su vida, por lo que su ruptura fue dolorosísima para el artista. Desde su separación, Dylan emprendió una gira por cientos de países, una gira conocida como «La gira interminable».

Aquel divorcio le marcó, no solo en la cuenta económica, sino también en su corazón. A raíz de ella, el cantante se inspiró para escribir numerosos temas en los que expresaba sus penas de amor, uno de los álbumes más significativos para él fue «Blood on the Tracks», un disco lleno de canciones en las que contaba lo mucho que la echaba de menos, una especial titulada «If You See Her, Say Hello».

«Shot of Love»

La otra familia de Bob Dylan- Twitter

A principios de los años 80 Dylan conoció a quien sería su segunda y última mujer, Carol Dennis, una de sus coristas por aquella época. Se le puede escuchar tras Dylan en numerosas canciones como en «Shot of Love», de 1981. Carol Dennis estuvo casada con el cantante más de seis años, sin que la prensa se enterase y con el que tuvo una hija, Desiree Gabrielle Dennis-Dylan. En una ocasión, el artista confesó que se volvió a casar porque «Need a Woman».

El motivo por el que la pareja mantuvo en secreto su relación y su hija al resto del mundo fue porque, según explicó Carol Dennis, «Bob y yo optamos por mantener secreto nuestro matrimonio por una simple razón: para que nuestra hija tuviera una infancia normal». La historia salió a la luz en la biografía no autorizada del autor británico Howard Sounes «Down the Highway: The life of Bob Dylan».

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios