María José Campanario y Jesulín de Ubrique (imagen de archivo | Vídeo: Carmen Bazán evita hablar de los problemas de Campanario - GTRES

María José Campanario y Jesulín de Ubrique, en sus horas más bajas

Los problemas no cesan para el matrimonio, que no va a terminar bien este 2017

MADRIDActualizado:

El clan Janeiro no va a terminar bien 2017. La fibromialgia que padece María José Campanario no va a darle una tregua tampoco en estas fechas tan señaladas. La mujer de Jesulín de Ubrique ha tenido que ser ingresada de urgencia este martes al mediodía en el Hospital Nisa de Sevilla.

«Le duele su enfermedad y le agobian esos dolores, se pone nerviosa y no lo puede controlar», informaban desde el programa de Telecinco «Sálvame» sobre esta nueva recaída. El torero ha sido quien ha llevado al centro hospitalario a su mujer, acompañado de la madre de la odontóloga, Remedios Torres.

Sin duda este año ha sido uno de los más duros para el matrimonio. La enfermedad de Campanario no les ha dejado respirar, con idas y venidas al centro hospitalario e, incluso, este verano fue ingresada en una clínica psiquiátrica. Concretamente estuvo en El Seranil, en Málaga, donde se pasó varia semanas internada con un tratamiento muy fuerte.

Todo esto ha llevado a la pareja a estar muy expuesta en los medios de comunicación, algo que no han sabido llevar. De hecho, la pasada semana el torero tuvo un encontronazo con un periodista que se encontraba a las puertas de su casa, por el que ha sido denunciado. La productora de televisión La Fábrica de la Tele interpuso una demanda contra el torero tras la supuesta agresión que sufrió uno de los reporteros del programa «Socialité» de Telecinco, que conduce la periodista María Patiño.

Por su parte, Jesulín de Ubrique no se quedó atrás. El matrimonio también acudió, tras el incidente, a la Guardia Civil para interponer una denuncia, según desveló la propia Campanario: «A ver quien pone la mejor denuncia, si te da bien, no te levantas». Unos momentos tensos, que sumados a todos los problemas de salud, han supuesto una lucha incesante para el matrimonio, que podría no pasar sus mejores momentos como pareja.