Lindsay Lohan, el pasado mes de septiembre en Madrid, durante el desfile de Devota & Lomba
Lindsay Lohan, el pasado mes de septiembre en Madrid, durante el desfile de Devota & Lomba - BELÉN DÍAZ

Lindsay Lohan se instala en Dubái, así es su nueva vida

Tras varios años a caballo entre Londres, Nueva York y Los Ángeles, la actriz decide instalarse en la ciudad emiratí

MADRIDActualizado:

Visitó España en septiembre de 2017, durante la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Aquellos días Lindsay Lohan no dejó de salir y de codearse con el «star system» patrio. Quienes compartieron mesa y noches de juerga comentaron que la vieron distinta, «muy tranquila e intentando pasar inadvertida». Arropó a Palomo Spain durante su desfile en el Hotel Wellington, disfrutó de las creaciones de Devota & Lomba, Malne y Angel Schlesser en Ifema y también acudió a la cena que Jorge Vázquez dio en el Hotel Santo Mauro. Después de esos días de desconexión en España, la que fuera una de las estrellas Disney más aclamadas volvió a Londres e hizo las maletas por última vez.

Tras varios años a caballo entre la capital británica, Los Ángeles y Nueva York, Lohan ha decidido instalarse durante un tiempo en Dubái, donde trabajará en sus nuevos proyectos. «Ahora no tengo que abrir y cerrar maletas, o vivir en hoteles solo con lo que pueda llevar en mis bolsas. Ahora todo está donde debería», ha explicado la actriz en una entrevista a la revista «W». Y añade: «Resulta muy gratificante para tu mente, y eso es justo lo que necesitaba, aunque me llevara un tiempo decidirme a hacerlo. Mi madre toleró lo suficiente tener todas mis cajas en su casa de Long Island. Y sí que me gustaría tener algún sitio en Nueva York que fuera mío, y desde luego es una posibilidad que me plantearé en el futuro, pero por el momento estoy bien donde estoy».

La elección de Lohan resulta un poco descabellada, ya que supone alejarse demasiado de Hollywood y la industria del cine. Sin embargo, parece que la actriz ha llegado a un punto vital en el que le importa más la tranquilidad y la paz interior. «Allí encuentro cierta calma, o al menos la sensación de tenerla. No hay paparazzi ni cámaras, y eso es algo muy importante para mí. Nunca he considerado 'molesto' que alguien me saque una foto, pero tampoco quiero que el resto del mundo se cree una imagen errónea de mí como persona solo porque alguien me fotografíe estornudando y le dé por decir que estaba llorando», cuenta.

Lo cierto es que Lohan se ha encontrado a sí misma, prueba de ello es que vuelve a lucir su melena pelirroja, que hacía años que tapó con distintos colores para su cabello. También ha decidido terminar con su pasado y ha borrado todas las fotos de su cuenta de Instagram. Aunque su vuelta a la industria del cine parece que todavía tardará en llegar, Lohan tiene otros proyectos profesionales en mente, como lanzar su propia línea de cosméticos y velas, o una nueva incursión en el mundo de la moda con prendas que se «acercan a la Alta Costura». También una película creada y protagonizada exclusivamente por mujeres que se producirá en Arabia Saudí, razón que le habría llevado también a instalarse en Dubái.