FRANCIA

Julie Gayet se integra en la campaña de Hollande

La novia del presidente de Francia da un paso al frente y se convierte en una «primera dama libre» de cara a las presidenciales

La actriz francesa en el Festival de Cine Norteamericano de Deauville
La actriz francesa en el Festival de Cine Norteamericano de Deauville - EFE

Julie Gayet, compañera sentimental de François Hollande, ha entrado en campaña con el fin de «renovar» y dar una imagen «moderna» del presidente de la República. El semanario «París Match», tradicionalmente «cómplice» de las personalidades a quienes consagra sus portadas, titula a toda página: «Julie Gayet ocupará su puesto: libre y detrás del presidente».

Es una manera amable y glamurosa de anunciar una campaña de comunicación destinada a apoyar la candidatura de Hollande a su propia reelección como jefe del Estado, dentro de ocho meses.

«Firstgirl», «primera chica» de Francia, según la terminología acuñada en Washington, en la Casa Blanca, Julie Gayet ya cuenta con escolta policial oficiosa y ocupa en el Elíseo, residencia del jefe del Estado, un puesto creciente. No era un secreto que la compañera sentimental de Hollande se había convertido en primera consejera cultural del presidente.

Ese cargo oficioso está acompañado de «contrapartidas» significativas: Julie Gayet estrenará este otoño dos películas producidas por ella, y ha «aceptado» participar en una campaña contra el sexismo organizada por el gobierno de su amante. Sería injusto pensar que la amante del presidente cuenta con el «apoyo» y créditos de favor concedidos generosamente por el ministerio de Cultura.

Productores de cine, organizadores de «acontecimientos», museos, galerías de arte, editores de libros y publicaciones de muy peregrino pelaje se disputan la presencia de Julie Gayet, siempre dispuesta a dejarse fotografiar, sin entrar en muchos detalles sobre sus relaciones íntimas con Hollande.

El presidente y su chica, por su parte, tampoco se esfuerzan en ocultar unas relaciones que tienen muchos flecos: veladas en la intimidad en el Elíseo (a dos pasos del antiguo dormitorio de Eugenia de Montijo, granadina, esposa de Napoleón III, la última emperatriz de Francia), veladas con las amistades de la más alta y selecta burguesía, fines de semana en «La Lanterne»(el antiguo refugio «campestre» de María Antonieta, reina de Francia antes de ser guillotinada), copas en casas de un minúsculo grupo de amigos de tendencia muy «izquierda caviar».

La pareja no piensa casarse. Ambos esperan «preservar su libertad». Mientras Hollande deshoja la margarita de su posible candidatura a la reelección, Julie Gayet interpreta el papel de mujer «comprometida» con «causas humanitarias», como ya hizo antes que ella Valérie Trierweiler, la amante que sustituyó a Ségolène Royal (la madre de los cuatro hijos de Hollande) en el lecho íntimo de Hollande, cuando entraron juntos en el Palacio del Elíseo, el mes de mayo de 2012.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios