Estilo - Gente

Javier Hidalgo, empresario de éxito y soltero de oro metido en vereda

El nuevo CEO de Globalia planea ampliar la familia junto a su novia, Sol González

Javier y su novia, Sol González en Ibiza
Javier y su novia, Sol González en Ibiza - GTRES

Arrastra fama de conquistador empedernido y su pasado sentimental, bañado en fiestas y champán caro, lo avala. Javier Hidalgo (Salamanca, 1972) nunca ha renegado de esa imagen de bon vivant que se ha ganado con esmero durante años. Su lista de aventuras amorosas y desfases nocturnos es directamente proporcional a las dimensiones del imperio familiar que forjó su padre Juan José Hidalgo desde cero. Sin embargo, durante los últimos tres años, Javier parece más moderado y estable que nunca. Esta semana, era nombrado por su progenitor como nuevo consejero delegado ejecutivo de Globalia, que aglutina a la aerolínea Air Europa o a la agencia Halcón Viajes, entre otras mercantiles vinculadas al sector turístico. Sorprendentemente, Javier es el único de los vástagos de Hidalgo que no tiene acciones de la compañía. En 2013 las vendió todas al empresario balear y exministro Abel Matutes. Este movimiento implica asumir labores más ejecutivas para que su padre, de 75 años, vaya aligerando la carga de compromisos diarios.

Los que conocen bien al nuevo CEO de Globalia atribuyen su estabilidad a su novia Sol González, con la que comenzó a salir en 2013. Tras encadenar un sinfín de rupturas amorosas, desde las modelos Malena Costa o Raica Oliveira a la hija de Félix Rodríguez de la Fuente, Odile o la rusa Xenia Tchoumitcheva (relacionada con Fernando Alonso, Javier encontró en Sol a la única mujer con la que vislumbraba un futuro en común. Ella, por su parte, había mantenido un noviazgo con Fonsi Nieto.

Tras cuatro meses de relación, Javier y Sol se estrenaban en la paternidad, sin importar la diferencia de edad, les separan más de 15 años, o el qué dirán. La llegada de su hija Camila, en abril de 2014, no hizo más que reforzar su historia de amor, aunque se resistan a pasar por el altar. La semana pasada, el propio Javier hablaba de su deseo de ampliar la familia, durante un torneo de golf benéfico. «La paternidad ha sido fenomenal, tanto que ya vamos a por el siguiente», comentó. «Hemos ido a Balí, pero Sol no está embarazada», bromeba el empresario, refiriéndose a ese viaje realizado en 2013 con su pandilla de amigos en la que parece que se pusieron de acuerdo para procrear. Las parejas integradas por Eugenia Silva y Alfonso de Borbón y Amaia Salamanca y Rosauro Varo también anunciaron que esperaban un bebé tras la escapada asiática.

Con Vauro no sólo le une una relación de amistad sino también empresarial. El operador MásMóvil compró el 100% de las acciones del operador virtual Pepephone, del que Varo y los Hidalgo eran propietarios, por 158 millones de euros.

Javier siempre ha tenido buen ojo tanto para los negocios como para las relaciones personales. La pasada Semana Santa, se embarcaba en un avión rumbo a La Romana (República Dominicana) para encontrarse con Richard Gere y su novia Alejandra Silva, Jorge Mendes, representante de Cristiano Ronaldo o Nicolás Vallejo-Nágera, Colate, alojados en un hotel del grupo Globalia. El gran momento de este viaje fue cuando el galán de Hollywood y la empresaria gallego cogieron un jet privado junto a Hidalgo rumbo a Cuba para presenciar en directo el histórico concierto que los Rolling Stones dieron en la isla.

Está claro que Javier sabe bien cómo agasajar a sus amigos a golpe de aviones privados y lujosos resorts.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios